Política

Gregorio Serrano sigue el temporal de nieve pegado a un walkie-talkie

Tras haber justificado las críticas del anterior temporal por haberse quedado en Sevilla, el director de la DGT ha procurado que se le viera en Madrid

299
Lun, 5 Feb 2018

No era la primera vez que el director de la DGT, Gregorio Serrano, era señalado por una polémica relacionada con su gestión, pero el cierre de la AP-6 por el pasado temporal que dejó durante más de 18 horas a miles de conductores atrapados en la nieve supuso un aluvión de críticas.

¿Por qué? Pues porque sin olvidar que la oposición y los afectados denunciaron que no se habían previsto las consecuencias de la nevada, Gregorio decidió quedarse en su casa, en su amada Sevilla, siguiendo la crisis por teléfono y pegado a su ordenador. Según aseguró, Sevilla es "una maravillosa ciudad donde funciona internet" y por ello, podía estar informado al minuto sin tener que estar en la sede de la DGT, en Madrid.

Serrano se defendió asegurando que “en Sevilla hay un centro de control como el de Madrid” con la misma tecnología para seguir la situación y coordinar las actuaciones, pero, poco después, reconoció que nisiquiera estaba en ese centro, que "estaba estaba en el despacho de mi casa con todo el equipamiento tecnológico”, ya que “es totalmente indiferente” dónde se encontrase “para coordinar un operativo como éste”. Para más datos, ese mismo día, Serrano había estado acompañando a su jefe, el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido en un partido de futbol.

Sin embargo, tras las críticas y las peticiones de dimisión, ha llegado un nuevo temporal y parece que Gregorio Serrano ha apostado por cambiar la estrategia. En esta ocasión, mientras que media España atraviesa el peor temporal en lo que llevamos de invierno, el director de la DGT está en su puesto, en la sala de pantallas de la Dirección General de Tráfico.

Es más, se ha esmerado en que se le viera, continuamente, pegado a un walkie-talkie, informándose al minuto de la situación de las carreteras. En definitiva. Ha dejado el wiffi de Sevilla por su puesto de trabajo y ha cambiado las críticas de la oposición e incluso de algunos miembros del Gobierno de Mariano Rajoy por las críticas humorísticas en las redes sociales,

Y es que, han sido muchos los usuarios de Twitter los que han querido parodiar la imagen de Serrano y su walkie-talkie.

Incluso miembros de Podemos han ironizado con la situación, asegurando que quizás, por el temporal, en Sevilla se hayan quedado sin internet y por eso Serrano ha viajado hasta Madrid para coordinar las actuaciones.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural