El director de la DGT, Gregorio Serrano, ha pedido disculpas en su cuenta de Twitter con un mensaje que lejos de calmar los ánimos tras su pésima gestión de la crisis del fin de semana en la AP-6  seguramente servirá para caldearlos aún más. 

Serrano se ha vuelto a justificar explicando que el sábado, en medio de la crisis por la nevada, se encontraba en su casa, aunque conectado a Internet. El responsable de Tráfico ha echado mano de la ironía al afirmar que Sevilla, donde se encontraba con su familia, "es una maravillosa ciudad donde funciona las lineas telefónicas e internet". Añade a su comentario un tuit anterior del día de Reyes, en el que advertía de la peligrosidad de circular por la AP-6, trasladando, otra vez, la responsabilidad a los conductores.


El director de la DGT ya había reconocido, en una entrevista con La Sexta, que el pasado sábado se encontraba en su casa, a pesar de que cientos de familias quedaban atrapadas en la AP-6, lo que provocó que se activara la Unidad Militar de Emergencia.

Serrano se justificó asegurando que “en Sevilla hay un centro de control como el de Madrid” con la misma tecnología para seguir la situación y coordinar las actuaciones, aunque reconoció que “estaba en el despacho de mi casa con todo el equipamiento tecnológico”, ya que “es totalmente indiferente” dónde se encontrase “para coordinar un operativo como éste”.