[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40583","attributes":{"class":"media-image alignleft size-thumbnail wp-image-16722","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"150","height":"150","alt":"Habitas con jam\u00f3n y tomate pelado"}}]]

 

Habitas con jamón y tomate pelado.
¿Con qué?
Cuarto de habitas tiernas, doscientos gramos de jamón serrano, tres tomates maduros, aceite de oliva, una hoja de laurel, orégano y sal.
¿Cómo?

Las habitas tiernas, si no se encuentran frescas, pueden ser congeladas, se cuecen en un poco de agua con la hoja de laurel durante seis minutos, se escurren y se reservan –si son grandes es mejor pelarlas-. Se pelan los tomates y se cortan en dados y sin pepitas y reservamos. Cortamos el jamón en virutas finas, lo pasamos por la sartén muy caliente, añadimos las habitas, removemos dos minutos, aliñamos el tomate con orégano, sal y aceite de oliva y servimos habitas con jamón y el tomate.



 

Emperador con tomate.
¿Con qué?
Un kilo de filetes de emperador, tres tomates grandes maduros, una cebolleta, orégano, aceite de oliva, dos dientes de ajo, azúcar y sal.
¿Cómo?

En una cazuela baja pochamos la cebolleta cortada en dados pequeños a fuego lento, entretanto pelamos los tres tomates y los cortamos en rodajas finas y los añadimos cuando la cebolleta esta trasparente, salamos, pellizcamos de azúcar y orégano y dejamos que se hagan a fuego lento durante veinte minutos. Al mismo tiempo salamos los filetes de emperador, ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén muy caliente, echamos los ajos sin pelar y cuando estén dorados fijamos el emperador, casi vuelta y vuelta, y lo terminamos de hacer en el tomate en los últimos cinco minutos. Servimos filete de emperador y tomate.

Queso fresco con mermelada al gusto.