Sin entrar en los motivos de cada cual, cierto es que hay una clara diferencia entre una opción u otra.

Seguir leyendo en el blog de María Dolores Amorós