Motor
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico da el alto a un conductor. EFE/Archivo
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico da el alto a un conductor.
|
Fuente
:
EFE

Cuidado con el coche, en verano nos multan más

La mitad de las sanciones en estos meses estivales son por aparcar mal o por exceso de velocidad

0
Dom, 20 Ago 2017

Durante el verano no hay duda de que salimos y viajamos más, de manera que las probabilidades de que cometamos una infracción son también mayores.

Según un estudio realizado por Mapfre, aparcar mal el vehículo y exceder los límites de velocidad suponen la mitad de las multas en esta época del año.  

A la hora de dejar mal estacionado el coche, solemos hacerlo en zonas de carga y descarga con límite horario, encima de las aceras o invadiendo los pasos de peatones. En concreto este tipo de conductas suponen el 27% de las sanciones.

Del mismo modo, ir demasiado deprisa motiva el 24% de las multas, la no identificación del conductor el 8,5 y no detenerse ante un semáforo en rojo en ámbar el 3,1%.

Cuidado con conducir en chanclas

Pero el verano es también una época en la que se producen sanciones que no se dan el resto del año.

El caso más claro es el de la multa por conducir descalzo o en chancletas, una acción que puede costarnos 80 euros, aunque, eso sí, no acarrea pérdida de puntos.

Esa misma cantidad puede suponernos hacerlo sin camiseta. El objetivo de esta medida es evitar rozaduras por el cinturón o el airbag, en caso de accidente.

La ley recoge que debemos mantener la posición adecuada mientras conducimos, por lo que también podríamos ser sancionados por llevar nuestro coche con el brazo o el codo fuera de la ventanilla o por comer y beber al volante.

Evita móvil y GPS

Si necesitas las directrices del GPS para llegar a destino, prográmalo antes de iniciar el viaje. Manipular este dispositivo o el móvil es una falta grave que se castiga con una multa de 200 euros y 3 puntos menos del carnet. La misma cantidad te cobrarán, aunque sin pérdida de puntos, si colocas el navegador en un punto que dificulte la visión.

Durante el verano se viaja más y se recorren trayectos más largos, por lo que no es raro comer o beber al volante. Esto se castiga con una multa leve de hasta 100 euros, si bien, tampoco se notará en nuestro carnet.

A la hora de ir a la playa y a la piscina no olvides la documentación. Si te para la Guardia Civil, no te costará mucho, pero deberás abonar diez euros. Y mucho cuidado con tirar una colilla por la ventanilla. Está terminantemente prohibido y supone una multa de 200 euros y 4 puntos en el carnet de conducir.