Un grupo de científicos, entre ellos miembros de la NASA, del Instituto SETI y del Centro de Astrobiología (CAB) del CSIC-INTA, ha publicado un artículo en Nature Astronomy donde se analizan las condiciones que pudieron darse en el planeta rojo para que se formasen ríos y lagos de agua.
[Ver: El suelo de Marte es apto para cultivar hortalizas]
Los investigadores llevaron a cabo simulaciones en el laboratorio y desarrollaron modelizaciones geoquímicas para acotar las condiciones primigenias que pudieron darse en el planeta rojo. Y según los datos que han extraído los investigadores, pudieron existir breves etapas cálidas intercaladas en períodos fríos. Desde decenas de miles de años hasta unos pocos millones de años, a una temperatura global media de 10 °C en Marte, separados por intervalos más fríos de más de cientos de millones de años.
[Ver: El plan de la NASA para hacer Marte habitable]

Explicaría la erosión

Las primeras fases, donde se habrían alcanzado temperaturas de entre 25 y 40ºC, habrían sido suficientes para que hubiera agua líquida en la superficie de Marte, y su erosión habría provocado la formación de valles, canales y deltas, que hoy aún se han apreciado en la superficie del planeta.
[Ver: Hace más frío en Estados Unidos que en Marte]
Hoy, la temperatura media de Marte se sitúa en torno a los -61ºC, muy por debajo del punto de congelación del agua. En el caso de que hace miles de millones de años la temperatura hubiera sido un poco más elevada, podría haber habido agua líquida en la superficie de Marte. Pero si el agua hubiera estado muy fría no se podría haber formado las arcillas de la superficie, ya que en ese caso las reacciones químicas necesarias ocurrirían muy lentamente, según se detalla en el estudio.  

¿Te gustó? Lee ahora: