El agujero de 1.340 millones en la entidad y el déficit de solvencia de 1.447 millones, que conocían perfectamente sus gestores, a pesar de haber maquillado sus cuentas, no impidió que aprobaran las paga de beneficios por más de 4 millones de euros.

Con el beneplácito de los representantes de la Generalitat
El saqueo de los directores de la CAM tuvo el beneplácito del Consejo de Administración, en el que había cinco representantes de la Generalitat valenciana que presidía Francisco Camps. Los directivos, propuestos por el PP valenciano, Modesto Crespo (expresidente de la caja), Armando Sala, Pere Joan Devesa, José Enrique Garrigós y Rosa Ana Perán, podían haber detenido el saqueo, pero no lo hicieron. Mas bien todo lo contrario.

Maquillaron las cuentas
ELPLURAL.COM se hizo eco ayer de las declaraciones de un exconsejero de la CAM a laSexta, en las que desveló que los gestores de la CAM ocultaron las pérdidas mientras preparaban prejubilaciones millonarias, entre ellas la de la exdirectora general María Dolores Amorós, beneficiada supuestamente por el propio expresidente Modesto Crespo con una modificación de su contrato a última hora.

Los sindicatos defienden "la legalidad" de la paga
El diario Público cita este viernes a fuentes sindicales en la CAM que han considerado la paga extra acordada por los gestores de la entidad legítima y legal, porque –han precisado- “la caja en el año 2010, según los balances del Banco de España, tuvo beneficios”.

El exconsejero entrevistado por laSexta, además de apuntar a la responsabilidad del Gobierno de Francisco Camps, ponía en cuestión a los sindicatos, al asegurar que estos “guiaron todas las prejubilaciones millonarias”.