Con una tasa de paro juvenil en el 56%, que unos meses es la más alta de Europa superando incluso a Grecia y otros meses es la segunda más alta de Europa solo por detrás de Grecia, los jóvenes españoles con o sin formación buscan cualquier posibilidad de trabajo. Unos lo intentan fuera de España y otros presentándose a las poquísimas oposiciones que se convoquen. Y cuando el paro es tan dramático se busca también refugio en el Ejército. La brutalidad del desempleo juvenil se refleja perfectamente en este dato: más de 40.000 aspirantes para 2.000 plazas en el Ejército.

Dos mil plazas de tropa y marinería
Según informa el Ministerio de Defensa, el pasado 28 de febrero fue el último día de plazo para que se presentaran solicitudes para cubrir las dos mil plazas de tropa y marinería convocadas para este año. Son 500 plazas más que en 2.013 y hay que recordar que en el año 2.012, como consecuencia de los recortes, no se convocó ninguna plaza. Aún así la convocatoria de este año junto con la del pasado está en mínimos históricos. El número de solicitudes presentadas este año fue prácticamente igual al de 2013, más de 40.000, y en cuanto a las plazas que se ofertan 1.500 son para el Ejército de Tierra, 300 en la Armada y 200 en el Ejército del Aire. De acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno fijó un límite total de 79.000 efectivos para las Fuerzas Armadas para 2014.

Resultados en junio
Pueden presentar solicitud para entrar en el Ejército español quienes tengan entre 18 y 29 años y alguna de las siguientes 19 nacionalidades: española, los 17 países iberoamericanos y de Guinea Ecuatorial. Posteriormente deben superar las pruebas físicas y en caso de aspirar a una de las plazas de especialidad, tener la formación requerida.
Una vez efectuadas las pruebas de acceso del primer ciclo, se asignarán las plazas del 6 de junio y diez días después los afortunados se incorporarán al correspondiente centro de formación donde seguirán un curso de adaptación a la vida militar hasta el 26 de ese mismo mes.