¿Qué es productividad?

Desde el punto de vista más estricto, la productividad está relacionada con la creación de bienes y servicios y se utiliza para estimar el rendimiento de la producción. Es decir, calcula la cantidad de productos de consumo que se pueden crear por cada factor utilizado (tradicionalmente, tierra, trabajo y capital) y establece una medida de rendimiento para cada uno de ellos. La comparación entre periodos de tiempo o, incluso, factores de producción permite establecer las variaciones de la productividad: esta será mayor cuando, para conseguir la misma cantidad de bienes, se han utilizado menos recursos. Y a la inversa.

Esta medida económica permite conocer, por ejemplo, cuánto género puede crear una máquina en un periodo determinado. Si, en el mismo tiempo, otro aparato con similares características es capaz de producir más bienes, este último será el más productivo. Se puede aplicar también a trabajadores, materiales o empresas en general. Su objetivo, en todos los casos, es el mismo: optimizar al máximo los recursos utilizados y conseguir, con ello, producir más (eficiencia).

¿Cómo se calcula la productividad? La fórmula para obtener la productividad de un recurso, una empresa o un país es muy sencilla. Solo hay que dividir la producción obtenida entre los factores utilizados.

Ejemplo:

Debido a la incidencia de la productividad de la planta zaragozana en la economía aragonesa, el Gobierno autonómico medió a finales de la semana pasada para intentar que las partes retomaran la negociación

 

Tipos de productividad

En la actualidad, el término productividad se utiliza en todos los ámbitos y para cualquier situación. Pero, históricamente, han existido los siguientes tipos de productividad:

  • Productividad del trabajo o productividad laboral. Normalmente, tiene en cuenta las horas trabajadas. Es decir, divide la cantidad de bienes o servicios obtenidos entre el trabajo realizado (horas o número de empleados).

Ejemplo:

A lo mejor ha llegado el momento en que la parte más importante del sueldo vaya ligada a la productividad del trabajador. Bajo esta premisa -la productividad- sería más fácil una negociación entre empresarios y trabajadores

  • Productividad total. En este tipo, el divisor está formado por todos los factores de producción.
  • Productividad marginal. Es la que se obtiene al variar uno de los factores de producción. Por ejemplo, cuando se contrata a más personal. La lógica lleva a pensar que, con más trabajadores y en el mismo tiempo, se podrán crear más bienes o servicios. Pero, según la Ley de Rendimientos Decrecientes, si cambia uno de esos factores productivos mientras el resto se mantiene constante, puede llegar un momento en el que la productividad sea menor (muchos trabajadores=poco espacio para trabajar o poca disponibilidad de maquinaria). 

 

Factores de producción o recursos 

  1. Capital. Es el factor que sirve como base de la producción e incluye tanto los recursos monetarios de la empresa o el país como los activos fijos o no corrientes de la misma (edificios, maquinaria, vehículos, etc.)
  2. Tierra. Recursos naturales.
  3. Trabajo. El equipo humano y todas sus capacidades.