Con la que está cayendo, los medios en papel lanzan este sábado sus editoriales cargados de “sentido común”, “responsabilidad”, “España”, “populismo”, “antisistema”, “órdago”, etc, las palabras que más se repiten en periódicos como 'El País' o 'La Razón'.

El diario conservador observa el movimiento del 'líder' Rajoy como una jugada maestra. Así, en un editorial titulado 'Acto de responsabilidad de Rajoy', indica que ya “la envenenada aritmética parlamentaria” salida de las generales “hizo presagiar (...) un horizonte extraordinariamente complejo”. Y no le falta razón a 'La Razón'. Son datos que es imposible modificar, cambiar o manipular. Son los que son.

En cuanto al meollo de la cuestión, para el medio dirigido por Marhuenda, la decisión de Mariano es acertada puesto que de haber intentado la investidura sin consenso, “hubiera comenzado a correr el plazo de dos meses”, y esto se hubiera convertido en “una deslealtad y una falta de respeto para los más de siete millones de votantes del Partido Popular”. Una afirmación contundente y... ¿Curiosa?.

Honradez y coherencia
Y eso que todavía no han llegado las loas a Rajoy. Ahí van. “Además de por respeto a los electores” su decisión “fue un ejercicio de honradez, responsabilidad y coherencia institucional y política que le permite ganar tiempo para seguir trabajando por un objetivo superior”, en referencia al macro pacto con socialistas y 'riveristas'. Sin embargo, un elogio a Rajoy pierde fuelle si no va acompañado de un 'zasca', como diría Pastor en un debate, a Sánchez, Podemos, Iglesias, Independentistas, animalistas, y demás formaciones que no tengan en su nomenclatura las letras PP.

"Ambición desbocada"
Estos se resumen en una de las frases finales dirigidas a los “notables socialistas” quienes “harían bien en poner orden y coto a la ambición desbocada de Pedro Sánchez. Están a tiempo de recuperar el sentido común y aceptar la mano tendida de Mariano Rajoy para garantizar la estabilidad política y parlamentaria de un proyecto reformista y moderado”. Sin comentarios.

¿Y 'El País'?
Para el medio en papel de PRISA, las cosas están claras, o mejor dicho, oscuras, muy oscuras... negras. 'El País' titula su editorial 'Penoso escenario', una frase lo suficientemente descriptiva de lo que sigue en el texto. Entre otras cosas, califica de “pésima gestión de la crisis” la realizada por Rajoy tras los resultados del 20D y dice que ahora, el líder popular “sorprende con un supuesto movimiento táctico para ganar tiempo y confundir al rival. ¿Eso es lo que este país necesita ahora?”.

A su juicio, “es dudoso que este paso le dé nuevo oxígeno, pero aunque así fuese, a nadie le importa eso más que al propio Rajoy”. Si lo de 'La Razón' a Sánchez era un 'zasca' ¿Esto qué es?

El periódico tiene claro que este “ganar tiempo” es para intentar el acuerdo con PSOE y Ciudadanos, bien para que haya pacto de Gobierno, bien para que el PP gobierne en minoría. De cualquier manera, “ninguna de esas fórmulas es conveniente para la estabilidad futura”.

Rocambolesca situación
PRISA a través de su diario pide la salida inmediata de Rajoy, considerando que “la única contribución seria que puede esperarse de él a estas alturas es su verdadera retirada”.

Y tras Rajoy, Sánchez cuya situación “no es mucho mejor”, en referencia a su situación interna en el PSOE y al órdago lanzado por Pablo Iglesias, quien “sembró el desconcierto en las filas socialistas” y se sirvió del momento Felipe VI. Para 'El País', el líder de Podemos “utilizó al Rey como frontón para hacer un juego con el que pretendió descolocar a los presuntos adversarios”. A juicio de los editorialistas se trata, sin duda, de una “rocambolesca situación, justificada melifluamente por Iglesias nada menos que por el respeto institucional debido al jefe del Estado”.

La 'chulería' dialéctica de Iglesias es objeto de análisis por parte de 'El País' con frases como “la insólita forma de perdonarle la vida al secretario general del PSOE” en alusión a que le tiene que agradecer ser presidente.

La conclusión para el medio dirigido por Caño es que bajo esta condiciones “Pedro Sánchez no solo debería reconsiderarlo seriamente, sino que ayer mismo debería de haber salido enérgicamente a defender el buen nombre de su partido y de sus votantes en lugar de agradecer temerosamente una oferta que no es más que burdo caramelo envenenado”. A continuación, arremete contra Pablo Iglesias quien con este tipo de comportamientos “el jefe de Podemos demuestra así hasta dónde llega su competencia en el politiqueo”. Más claro no se puede pronunciar, más alto a lo mejor sí -pero eso ya en la SER-. El siguiente paso, para 'El País' es la convocatoria de nuevas elecciones.