Otra semana que no paro de llevarme alegrías. ¡Puigdemont ha sido detenido en Alemania! ¿Le devolverán la fianza del chalet?

¡Menudo disgusto se ha llevado Gabriel Rufián!

En cambio Rosa Díez ya habla hasta alemán:

Esto del independentismo es como una droga, te enganchas, y al final acabas fatal. El otro día decía Inés Arrimadas: “Mi marido era nacionalista, pero yo ahora intento alejarle de eso.”

El juez Llarena me tiene enamorada. Tengo un póster suyo en la habitación, al lado del crucifijo, con eso os digo todo. Está salvando España que da gloria verlo.

Tanto preocuparnos de nuestro terruño, ¡si el mundo al final será de los chinos! Ahora les ha dado por enviar trastos al cielo, y claro, todo lo que sube, baja:

Son tiempos algo confusos. Por si acaso, no os creáis todo lo que leáis:

Y oyes, qué pesaditos habéis estado con los memes de Infinity Wars estos días. A mí solo me ha gustado éste, porque sale Esteso:

Y ahora los de Malta se quejan de que les metimos doce goles porque nuestros chicos iban dopados con limones. ¡Pues claro!

También habéis estado muy pesaditos metiéndoos con la pobre Cifuentes por lo de sus notas. Y todo porque aprobó dos asignaturas de forma milagrosa, no aparece su trabajo de fin de máster por ningún sitio y nadie recuerda haberla visto por clase.

¡Machistas, que sois unos machistas!

Menuda película se ha montado la presidenta madrileña:

Ha sido una semana tan intensa que hemos cambiado la hora y todo:

Bueno, ¡pasadlo bien esta Semana Santa!