Las trece víctimas mortales del accidente de autobús de esta mañana en la AP-7 en Freginals (Tarragona) son todas chicas extranjeras, según ha confirmado el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.
 
Desde el puesto de mando en Tortosa (Tarragona), Fernández Díaz no ha detallado las nacionalidades de las víctimas, ya que se está procediendo a las tareas de identificación y contacto con las familias, y a partir de ahí comenzará el procedimiento de repatriación, que "se inicia ahora y probablemente durará días", ha detallado el ministro.
 
Según ha informado la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat, viajaban estudiantes de Perú, Bulgaria, Polonia, Irlanda, Palestina, Japón, Ucrania, República Checa, Nueva Zelanda, Reino Unido, Italia, Hungría, Alemania, Suecia, Noruega y Suiza. 
Cabe recordar que el siniestro ocurrido a las 06.00 horas se produjo al chocar el autocar con un coche en la AP-7 en el punto kilométrico 333 de dicha vía.
El vehículo pertenece a una empresa Autocares Alejandro de Mollet del Vallès (Barcelona) y transportaba a 57 estudiantes universitarios integrados en el programa Erasmus. Tal y como han indicado las autoridades el accidente podría haber producido por "un error humano". Cabe subrayar que el conductor ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas y el autobús tenía todos los controles en regla. 
  
Desde el momento del accidente numerosos efectivos de emergencias se han desplazado hasta el lugar para ayudar en las labores de auxilio. El periodista de TV3 Víctor Sorribes ha publicado en Twitter fotos del lugar del accidente con el autobús volcado. 
Además las autoridades han informado de que se habilita el número de teléfono 012 para atender a los familiares de Cataluña, y el 900 40 00 12 para los de fuera de esta región.