La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado hoy que va a "tender la mano" y mantener la "lealtad" con el Gobierno de la nación, aunque no va a ser "sumisa" y defenderá "con contundencia" los intereses de Andalucía.

Confía que el PP-A "se sume al carro"
En una entrevista en Canal Sur Radio, Díaz ha confiado en que el PP-A "se sume al carro" y "arrime el hombro" porque esa "ayuda y colaboración no es para mí, sino en beneficio de los andaluces". Díaz, que hoy preside la primera reunión del Consejo de Gobierno, que antes del 30 de octubre deberá aprobar los presupuestos para el próximo año, ha recalcado que estos tienen que tener dos objetivos: la recuperación económica para la creación de empleo y "blindar" la educación, la sanidad y las políticas sociales.

Características del nuevo gobierno
Sobre la formación de su gobierno, ha asegurado que no le costó "encajarla" porque cree saber lo que Andalucía necesita en este momento y que ha resumido en un ejecutivo "sólido, sensible y, al mismo tiempo, fuerte" para tomar las decisiones que esta comunidad necesita. Respecto al perfil municipalista de su ejecutivo, ha indicado que Andalucía necesita un gobierno "a pie de calle" y ha opinado que "nadie refleja mejor esa realidad que los alcaldes y alcaldesas".

Equilibrio territorial
En cuanto al equilibrio territorial del nuevo gobierno y el hecho de que no haya ningún consejero de Almería, ha indicado que un ejecutivo no son sólo sus consejeros, sino el conjunto de los servidores públicos y Almería estará "muy representada". De la fusión de la Consejería de Cultura con Educación, ha señalado que el contexto económico "lo exige", y ha destacado la importancia de la creación de la Consejería de Medio Ambiente y la apuesta por el sector agroalimentario en el nuevo organigrama.