La Asociación de la Prensa Deportiva provincial de Cádiz, la Asociación de la Prensa de Cádiz y la demarcación gaditana del Colegio de Periodistas de Andalucía muestran su más firme rechazo y condena al incidente sufrido por el fotógrafo Joaquín Hernández ‘Kiki ‘en el estadio Ramón de Carranza.

Problemas con el servicio de seguridad
Con motivo del partido Cádiz CF–Hércules CF, el reportero gráfico de Diario de Cádiz se encontraba en las instalaciones del recinto deportivo, totalmente identificado con su peto correspondiente y la acreditación personal entregada por el club. Pese a ello, una vez finalizado el encuentro y con decenas de personas sobre el terreno de juego, entre ellas la mayoría de fotógrafos acreditados para el partido, uno de los miembros del equipo de seguridad le impidió realizar su trabajo utilizando para ello una fuerza desproporcionada.

Cae al suelo y lo obstaculizan
Ante los ojos de miles de personas, cuando el afectado se disponía a recoger con su cámara los momentos de celebración del equipo cadista, fue interceptado de tal forma que cayó al suelo con todo su equipo fotográfico. No contento con eso, el miembro del equipo de seguridad continuó obstaculizando con su cuerpo y sus manos la toma de fotografías, no cejando en su empeño hasta que el afectado abandonó el césped sin las imágenes deseadas, con el consiguiente perjuicio para su medio.

Comportamiento desmedido
Entendemos que un profesional correctamente acreditado no puede ser víctima de este tipo de comportamiento desmedido protagonizado precisamente por quienes deben velar por la seguridad.

Este episodio proyecta una imagen poco gratificante a causa de un exceso de celo difícilmente entendible, porque un reportero gráfico en ningún caso es una amenaza para la seguridad.

'Kiki', un gran profesional
Recordamos además que 'Kiki' es un fotógrafo que ha demostrado su profesionalidad en más de tres décadas de experiencia, en los que nunca ha provocado incidentes, y que el club, que tiene identificado a todos los reporteros gráficos, dispone de herramientas para poder tomar medidas a posteriori si se produce algún incumplimiento de las normas, sin necesidad de que se tenga que vivir una escena como la acontecida en el césped del Carranza.

Condena de las asociaciones de la prensa
Reiterando nuestra enérgica condena, esperamos que hechos tan desagradables y contrarios a la libertad de información no vuelvan a repetirse, menos aún en el ámbito de una actividad deportiva.