Palmas sevillanas, defensa de la Semana Santa, revelación de que tiene un primo costalero, elogios del "duende de Sevilla", disolución de Izquierda Anticapitalista.... Pablo Iglesias y el entorno que le rodea comienza a ser irreconocible. Y es que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, es consciente como lo son el resto de partidos, que la plaza andaluza es vital para quien aspire a ganar unas elecciones generales o llenar de diputados el Congreso. Al igual que ha hecho lo que él denomina "casta",  él lo ha hecho en Sevilla, en la capital de la comunidad autónoma. Iglesias ha intentado conseguir el "espíritu de Dos Hermanas" que ha sido y es el talismán socialista,  pero en este caso en el auditorio de Fibes, recinto ferial hispalense de unas 3.500 personas de aforo.

Pincha y no llena
Andalucía se le sigue resistiendo a Podemos. Lo demuestra que tras volcarse organizativamente en la promoción del acto, había huecos en un aforo que es de solo 3.700 personas. Ello ha demostrado que no todos los que sacaron entrada por internet han asistido. También se había habilitado otra sala con pantalla para más personas que se quedasen sin entrada pero no ha hecho falta ocuparla.

Un reto a Susana Díaz: un debate en TV con él
De la misma manera que lo hizo en Barcelona, otro lugar estratégico en el cómputo electoral, hoy en Sevilla ha llenado el aforo en un acto público al que puso el no hay billetes ayer en internet. Iglesias ha ido sin disimulo y directamente contra uno de los principales valores socialistas, la presidenta Susana Díaz. El novio de Tania Sánchez ha retado a Díaz, a celebrar con él “un debate en televisión”. En esta invitación adjuntaba una especie de elogio a la trianera, pero envuelto en papel de pulla federal y a la situación interna del PSOE y es que quiere el debate con la presidenta porque, según ha subrayado, “parece que manda más que Pedro Sánchez”.

¿Veto en Canal Sur?
Entre gran expectación mediática y de público en el auditorio de Fibes, Pablo Iglesias ha subido al estrado entre palmas al compás y gritos de presidente y su primera intervención ha sido para desvelar que tenía pactada una entrevista en Canal Sur que ayer por la tarde fue cancelada. “Se ha enterado la jefa, doña Susana, y ha dicho que en mi televisión el coletas no”, ha dicho, para añadir que “luego dicen que aquí hacen las cosas de manera diferente”.

Críticas a Pedro Sánchez, a Díaz y al PSOE
Tras una intervención de la aspirante a liderar Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, centrada en arremeter contra los 35 años de Gobierno socialista, y en afear la trayectoria de “fontanería” política de Susana Díaz que la ha llevado a la Presidencia, Pablo Iglesias ha comenzado insistiendo en desmontar la tesis de que el Gobierno socialista andaluz supone una política alternativa a la del PP, si bien ha continuado centrado en lo “perdido” que está Pedro Sánchez, bromeando con su reciente visita a Estados Unidos, para a continuación centrarse en el Gobierno central del PP con el que “nunca vamos a pactar”, ha dicho ahora después de no desautorizar a su hombre en Málaga cuando aseguró que prefería dar su apoyo al PP que al PSOE.

El "duende de Sevilla"
Pablo Iglesias ha hecho un llamamiento a los sevillanos para acudir en masa a la marcha del cambio el 31 de enero en la Puerta del Sol porque “necesitamos el duende de Sevilla”. Además de este tópico, Iglesias calentó el ambiente del mitin horas antes con una entrevista a medios andaluces escritos. En unas declaraciones a "Diario de Sevilla" ha defendido sin ambages la Semana Santa. Consciente del grave error cometido por la su secretaria general sevillana al cuestionar, aunque después rectificara, esta festividad y plantear que podría ser modificada si es consultado el pueblo, Iglesias ha sido categórico, mucho más de lo que se esperaba de él en este asunto, y ha afirmado que  "la Semana Santa trasciende lo meramente religioso, va mucho más allá, forma parte de la cultura del pueblo andaluz, es patrimonio de Andalucía, y sobre eso no hay discusión". Todo ello tras revelar que tiene "un primo costalero".