Kichi es nombrado hermano de cofradía del Nazareno. EFE



El turismo religioso es una gran fuente de ingreso de Santiago de Compostela. Peregrinos, cruces, actos de gran significado confesional, comercios de souvenirs... todo una ciudad volcada, en cualquier momento del año, a esa parcela del fenómeno turístico que permite aliviar y mitigar la crisis que, en Galicia como en el resto del Estado, hace estragos. A esta realidad confesional hay que unir la propia de estas fechas, las navideñas, cuando las familias conmemoran más lo festivo que lo religioso propiamente dicho pero que, se quiera o no, se ve reflejado en símbolos tradicionales.

Un bosque mágico por el belén
Santiago de Compostela, cuna y puerta de las peregrinaciones, ha tenido como referente de estampa propia de estas fechas el tradicional belén de la Praza do Obradoiro, pero este año por decisión del nuevo equipo municipal no será así. El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, ligada a Podemos, ha decidido cambiar el belén navideño por unas decenas de árboles en la fachada de la Catedral, que simboliza un "bosque mágico". Noriega es un firme defensor de la laicidad de los ayuntamientos y hace gala de ello. Tampoco acudirá al acto de apertura de la Puerta Santa de la Catedral que da inicio al Año Santo extraordinario.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), con el alcalde de Santiago, Martiño Noriega. EFE



Kichi no es Colau ni Noriega
Choca esta postura con la mantenida por otro alcalde del entorno de Podemos, José María González Santos, Kichi, en Cádiz, quien es hermano de una cofradía, como informó ELPLURAL.COM en una información titulada “Kichi no es Colau y ya es hermano de la cofradía del Nazareno de Cádiz". Se da la circunstancia de que mientras dirigentes de Podemos en Andalucía han criticado la participación de ediles en procesiones o asistencias a misas o actos religiosos, Kichi no solo asiste a actos religiosos sino que se deja querer por la Iglesia, como hizo al recibir la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno de la ciudad. El acto, que se celebró en una iglesia gaditana, cumplió según el alcalde, con “una costumbre que se mantiene en esta ciudad desde el año 1681″.

Acto en la capilla de la iglesia de Santa María con imposición de medalla
Kichi se saltó las críticas de su formación a la no separación de lo institucional y lo religioso y asistió, ufano como se ve en las fotos, al acto en el que se le impuso por parte del director espiritual de la cofradía la medalla de la hermandad del Nazareno, una de las más renombradas y tradicionales de Cádiz cuya imagen del Cristo está considerada milagrosa.