La Junta de Andalucía llevará a principios de marzo al Parlamento Europeo el documental "Pantalones a la Luna", que muestra a partir de testimonios orales de víctimas, testigos e historiadores el episodio de la Guerra Civil de la "Desbandá" en las provincias de Málaga, Granada y Almería.

Que lo conozca Europa
Luis Naranjo, director general de Memoria Democrática de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, ha anunciado hoy que la Junta pretende así que se conozca en Europa la cruenta huida a pie que protagonizaron decenas de miles de personas tras la entrada de las tropas franquistas en Málaga en 1937.



Un crimen contra la humanidad
Naranjo, que ha considerado lo ocurrido en la conocida como la "Desbandá" como un auténtico crimen contra la humanidad y el acto "más horroroso" de la Guerra Civil, ha asegurado que ese episodio debe conocerse fuera de España al igual que el bombardeo de Guernica o el exterminio nazi.

Se estrenará en Granada
El documental, que será estrenado el próximo 15 de febrero en Motril (Granada) en un acto al que asistirá el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, retrata lo ocurrido a partir de testimonios de personas, sobre todo mujeres, que fueron protagonistas y testigos de esta huida, acompañados de declaraciones de historiadores de prestigio. "Queremos que sirva para que, fuera de nuestras fronteras, se conozca lo que ocurrió aquí, por eso va a estar en el Parlamento Europeo", ha explicado Naranjo.

La "Desbandá"
toma de Málaga por el bando sublevado también tuvo otra grave consecuencia. Ante los primeros movimientos franquistas hacia Málaga, en la capital cundió el pánico ante la represión, por lo que muchos civiles y milicianos optaron por huir por la carretera de Almería. Ésta no había sido cortada, si bien estaba a merced de los bombardeos desde tierra, mar y aire. Se calcula que fueron decenas de miles los que intentaron huir, aunque el camino era extremadamente difícil tanto por los bombardeos como por el hecho de que la carretera se encontraba en pésimas condiciones a la altura de Motril.

Huida por temor a las represalias
Gran parte de la población de la ciudad, temiendo las represalias, huyó por carretera hacia Almería, siendo bombardeados por mar y aire por las fuerzas ocupantes, que causaron miles de muertos entre la población civil. Paul Preston hace un relato de la situación. "La multitud de refugiados que bloquearon la carretera de Málaga había estado en un infierno. Fueron atacados desde el mar y bombardeos desde el aire en un continuo ametrallamiento. La escala de la represión en el interior de la ciudad capturada explica por qué estos civiles estaban dispuestos a echarse a la carretera".


Una de las mayores masacres civiles de la guerra
Estos graves acontecimientos pasaron a ser conocidos como la "Desbandá"  o la masacre de la carretera Málaga-Almería y fueron dados a conocer al mundo por el testimonio del doctor Norman Bethune, que acudió con su unidad de transfusiones a socorrer a los refugiados. Ésta constituyó una de las mayores masacres civiles de la guerra, al tiempo que una de las más desconocidas si la comparamos con el éxodo de civiles que estaban por venir, como en de los Pirineos en 1939, o la más reciente en el tiempo, consecuencia de la Campaña de Guipúzcoa, en septiembre de 1936. Los cálculos sobre la cantidad de huidos de Málaga son confusos y difíciles. Se calcula que fueron entre 15.000 y 150.000 personas. La acción del ejército franquista sobre los huidos por la carretera de Almería provocó entre 3.000 y 5.000 muertos, la gran mayoría civiles.