Moreno Bonilla, Bendodo y De la Torre pasean "electoralmente" por Málaga



De todos es conocida en Málaga que las relaciones entre el alcalde, Francisco de la Torre y el Partido Popular nunca han sido fluidas. Sin llegar a ser un verso suelto, De la Torre ha ido siempre muy por libre, ha acatado bastante poco las directrices del partido -salvo cuando fue elegido senador para luego dimitir después- y como ha demostrado en la campaña, ha "pasado" totalmente del presidente provincial, Elías Bendodo.

Campaña personalista escondiendo al PP
Por un lado el regidor hizo una campaña personal, sin logotipos ni anagrama del PP y básicamente basado en su nombre y en su imagen. Acudió a debates cara a cara y a tres por deseo propio a pesar que desde el partido no lo veían claro y su campaña fue muy personalista con el eslogan "Paco de la Torre, sí…" y su foto al lado. Parece ser que incluso la presencia del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, abriendo la campaña de las municipales no fue muy de su agrado.

Victoría pírrica y amarga
Tras las elecciones el Partido Popular y el propio alcalde, acostumbrado a gozar de mayorías absolutísimas, debe hacerlo ahora en precario al bajar de 19 diputados a 13. La mayoría absoluta está en 16 y si ha sido investido alcalde ha sido gracias al apoyo de Ciudadanos. Enfrente tiene en la bancada de la oposición, a PSOE, IU y la franquicia de Podemos. C's no ha entrado en el Gobierno municipal.

Bendodo el "tapado"
Esta situación de precariedad política es la que le ha hecho al alcalde quejarse de los malos resultados. De la Torre sorprendió y creo el malestar ayer en el seno de su partido, al apuntar sin remilgos al presidente provincial y portavoz regional del PP, Elías Bendodo, como una de los causantes de los malos resultados al ir detrás de él como candidato en su lista. Bendodo, hombre que lideró la conspiración para aupar a Moreno Bonilla a la jefatura del Partido Popular andaluz, fue en segundo lugar en la lista que encabezaba De la Torre. Ello indicaba a las claras que estaba llamado a sustituir en este mandato a De la Torre -tiene 72 años- y, de esta manera, entrar por la puerta de atrás a la alcaldía.



Culpabiliza al presidente del PP de Málaga
Un terremoto interno es lo que ha provocado Francisco de la Torre con sus declaraciones de ayer en el Diario "SUR" en las que afirma que "hubiera sido mejor que Bendodo hubiese ido en otro puesto, no en el número 2; parecía que estaba detrás de la puerta para pasar". También dio repaso a Rajoy quejándose de que la campaña municipal "estuvo muy centrada en el presidente del partido... que no se presentaba como alcalde". Reconoce además de que el hecho de que el presidente del partido en Málaga estuviera como número dos en la lista "podía hacer invitar a pensar" que estaba destinado a entrar como alcalde por la puerta de atrás.

De la Torre firma una claúsula para que Bendodo no le sustituya como alcalde
También ha creado malestar en el partido en Málaga el que las negociaciones con Ciudadanos cara a su apoyo en la sesión de investidura, las haya llevado también personal y directamente De la Torre. El partido no ha pintado nada en tan importantes negociaciones. Ahora se mira con recelo que Ciudadanos y el alcalde hayan firmado una claúsula en el pacto que corta las aspiraciones de Elías Bendodo e impide el paso a la alcaldía en este mandato. Dicho apartado dicta que el alcalde en estos cuatro años de mandato deberá ser el propio Francisco de la Torre. ¿Venganza o negociación?. En el PP malagueño esta claúsula, unida a las declaraciones al "SUR", han sentado como un torpedo en la línea de flotación política del futuro de su presidente provincial. Veremos las consecuencias