Si hace meses, recién llegado al cargo, el joven presidente del PP andaluz, se despachó pidiendo la dimisión de Susana Díaz y la convocatoria de elecciones anticipadas, hoy, tras el aviso de Susana Díaz de que eso podría ser un hecho sino hay acuerdo con IU en los presupuestos o el Gobierno central aprieta más, Moreno Bonilla parece que pliega velas y dice lo contrario.

El PP-A con el paso cambiado
Y es que del dicho al hecho hay mucho trecho. Moreno Bonilla lleva buena parte de su corto mandato repitiendo que están preparados para unos comicios regionales adelantados, que su formación tiene toda la maquinaria en marcha, y en ocasiones lo ha demandado. Ha bastado tan solo un ligero mensaje de Susana Díaz en relación a que el adelanto de la cita electoral podría ser posible para que cunda la alarma en los cuarteles electorales del PP andaluz y digan lo contrario de lo que decían.

Contrario a adelantar elecciones
Por ello se entiende ahora las declaraciones de Moreno Bonilla en el sentido de que "adelantar los comicios andaluces sería un “error” y una "señal de debilidad". Y es que en realidad ni el PP andaluz va bien en las encuestas, ni el liderazgo de Bonilla está consolidado, ni el grado de conocimiento del presidente del PP es amplio, más bien lo contrario.

Bonilla necesita más tiempo y más rodaje
Bonilla necesita más rodaje y cohesionar más a su partido frente a una formación bien unida y fortalecida ahora como es el PSOE-A. Necesita ser más líder y ser más conocido, además de aceptado, frente a una Susana Díaz con un alto grado de conocimiento y un hiperliderazgo más que extendido. Díaz daría en en estos momentos la vuelta a las encuestas -ya le sacó el PSOE-A diez puntos de diferencia al PP-A en las europeas- y llevaría a los socialistas a volver a ser la fuerza mayoritaria en Andalucía. Lo dicen todas las encuestas y las que se manejan internamente en la sevillana calle de San Vicente -sede regional del PSOE-  son, si cabe, más optimistas. La elecciones europeas  el fiasco del PP consolidan más aun la opinion de que el PP sería el gran damnificado de que la Cámara andaluza se renovara en breve.

Los rumores echan al PP a temblar
Ante el rumor de que las elecciones andaluzas se adelantarán, la dirección regional de los populares ha sacado y estrenado un nuevo discurso al anterior. Ahora se oponen a que eso sea así y desean que el mandato se prolongue. Justo lo contrario que decían antes aunque con la "boca chica". El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, cree ahora que solo mencionar un posible adelanto de las elecciones autonómicas en Andalucía supone un error y un "pésimo síntoma" de la presidenta andaluza, Susana Díaz, y de su gobierno.

"Grave problema" para el PP andaluz
Moreno basa su defensa de no adelantar la lecciones en que Díaz “ha perdido el control de su gobierno” al "amenazar" a su socio (IU) con unos comicios anticipados que ha considerado serían un "error" y ocasionarían un "grave problema" a la estabilidad política y económica de la comunidad autónoma. Lo que oculta es que quizás el "grave problema" se generaría en su formación por los resultados, a priori malos, que obtendría de celebrase en estos momentos unas elecciones autonómicas en Andalucía. La reacción de Moreno se produce después de que Susana Díaz dijera el jueves que si IU no apoyaba los presupuestos de 2015 habría que consultar a los andaluces.

De necesidad de elecciones a una "frivolidad"
En su opinión, Andalucía no puede permitirse la “enorme frivolidad” de que su presidenta convoque unas elecciones anticipadas por lo que ha considerado el “interés personal” de Díaz y ha interpretado que los dos socios de gobierno en Andalucía “desconfían entre sí, se amenazan y se pelean” en lugar de enfrentarse a los problemas de los andaluces. Moreno ha criticado que PSOE e IU comparten poder pero no un proyecto y se ha mostrado partidario de que la legislatura se agote y de ofrecer soluciones “y no elecciones” a los ciudadanos.