El próximo viernes, 27 de septiembre, coincidiendo con la Velá del barrio sevillano del Cerro del Águila, vecinos y colectivos colocarán de nuevo una placa para señalizar el lugar en el que fue asesinado, de una bala por la espalda, Francisco Rodríguez Ledesma. Este vecino del Cerro, y albañil de profesión, se encontraba en una protesta, apoyando a las trabajadoras de la fábrica textil Hytasa, cuando recibió el disparo.

Según explica el parlamentario de Adelante Andalucía Nacho Molina, “el acuerdo del Consejo de Gobierno de la señalización como Lugar de Memoria del punto donde fue asesinado Ledesma está resuelto desde hace mucho tiempo, más de nueve meses, y determina la obligación de señalar dicho lugar, pero el Gobierno andaluz está haciendo dejación de funciones”.

“Fue uno de los cerca de 200 asesinados por la Policía Nacional, fuerzas paramilitares y grupos fascistas durante la denominada Transición, una época convulsa y violenta, con muchos muertos, a pesar de los esfuerzos de desmemoria de fuerzas política como PSOE y PP por presentar este periódico histórico como ejemplar”, explica el diputado de Adelante Andalucía y vecino del Cerro, que pone como ejemplo las recientes palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo, que aseguró que “salimos de una manera tan brillante de la dictadura a la democracia, sin un solo roce de violencia, salvo ETA, salvo ETA”.

Molina pide al Gobierno andaluz “que cumpla con lo acordado, y con la Ley de Memoria Histórica de Andalucía y señale, de una vez, como ‘Lugar de Memoria’ la esquina en la que fue asesinado Ledesma” porque no se puede “seguir escondiendo nuestra historia, no se puede seguir falseando lo que ocurrió”.

“Es muy triste que tenga que ser la gente del barrio quien asuman la tarea que corresponde por Ley al propio Gobierno del PP y Cs. Para mí es un orgullo ver ese compromiso del barrio, y también muy significativo de cuál es el compromiso del PP y Cs con las víctimas de la represión franquista. Mas cerca de contentar a la ultraderecha que de hacer cumplir la Ley” puntualiza Molina

Francisco Rodríguez Ledesma, que recibió el disparo en julio de 1977, murió, después de meses de agonía, el 4 de enero de 1978 en el actual Hospital Universitario Virgen del Rocío, entonces denominado residencia García Morato.

Una representación del Grupo Parlamentario de Adelante Andalucía y del Grupo municipal acompañará a las vecinas y vecinos en el acto que se desarrollará el próximo día 27, a las 20:00 horas.