Es conocido el poco aprecio mutuo que se mantienen la dirección de Podemos y el expresidente socialista Felipe González, uno de sus mayores críticos y de los primeros que les calificó de ‘grupo bolivariano’. Pablo Iglesias, por ejemplo, a menudo le ha utilizado como ejemplo de lo que él llama los errores de la transición y la instauración del bipartidismo. La última vez, en los debates electorales.

Felipe González en sus mítines a lo largo de esta campaña no ha evitado el enfrentamiento. Y así, se ha hecho eco de dos informaciones que ha publicado ELPLURAL.COM.

En una de sus intervenciones, en Badajoz, se refirió al documento de CEPS sobre el que informamos, en el que la fundación afín al liderazgo de Podemos ‘mostraba’ al régimen venezolano cómo “erosionar a grandes contrincantes” mediante “la difusión de escuchas o de información comprometedora”.

González, basándose en nuestra información, criticó “algunos de los asesoramientos” de la Fundación a Caracas que son “para decirles cómo tienen que utilizar con habilidad las escuchas ilegales de conversaciones privadas de los opositores para que no se note”.

Igualmente dijo haber visto “argumentario” chavista para criticar a la oposición “en un informe que mandó un dirigente de Podemos a Maduro después de la visita del líder opositor Capriles a España”. Un argumentario que hicimos público antes en ELPLURAL.COM en el que se incluían las descalificaciones contra Felipe González y sus Gobiernos. “En el informe –dijo González- todos los insultos que me hicieron allí (en Venezuela) estaban programados, y su autor era un líder de Podemos”.

En nuestra información lo que explicábamos era cómo en los metadatos del documento se podía leer que su autor era “Iñigo”, y que el número dos de Podemos, Íñigo Errejón es miembro del Consejo Ejecutivo de CEPS.