Leequid

9 consejos para vivir sin plástico

Mar, 13 Mar 2018

Si no paramos de machacar con el tema del plástico, algo tendremos que aportar. Que no todo va a ser insistir en que lo que este material contamina, en cómo está polucionando los océanos y nuestros entornos. Porque, como siempre, algo podemos hacer nosotros. Y la aportación de cada uno es lo que construye el cambio.

Y en el fondo no es tan difícil. No tenemos que alterar nuestros hábitos de forma radical, que ya sabemos que eso cuesta mucho. Con nueve sencillos consejos, podemos hacer nuestra aportación al medioambiente. Nueva tips ofrecidos por la iniciativa Less Plastic que trata de concienciar sobre el asunto de manera práctica.

Lleva tus propias cosas

Lleva tu propia bolsa de la compra.
Las bolsas de plástico son uno de los principales objetos contaminantes. Llevar nuestra bolsa cada vez que vayamos a hacer la compra ayudará a generar menos plástico y ahorraremos un poco ahora que son de pago.

Lleva tu propia botella.
Más allá de la polémica sobre al agua embotellada, lo cierto es que el propio envase es también parte del problema. Ir con nuestra propia botella y rellenarla ahorrará residuos al medio ambiente y dinero a nuestro bolsillo.

Lleva tu propia taza.
¿Imaginas cuantos vasos de plástico se tiran cada día en todo el mundo después de ser usados una sola vez? Emplear nuestra propia taza o vaso evitará la producción y desecho de los nocivos vasos de un solo uso.

Utiliza tuppers.
Lleva tu comida en tuppers de plástico que puedas reutilizar. No seas vago, con darles un lavadito valen para tu próxima comida.

Utiliza cubiertos de verdad.
Y olvida los de plásticos. Además de ser contaminantes resultan mucho más incómodos para comer. Y recuerda, que ya tienes el grifo abierto para lavar tu tupper…

No generes más

Evita los envases.
Si piensas que es absurdo que la fruta venga en recipientes de plástico estás en los cierto. Si puedes, compra solo productos que vengan sin envases. Recuerda que la fruta ya viene protegida por su propia piel.

Come dentro.
No tengas siempre tanta prisa. Mejor comer en el restaurante que pedir la comida para llevar. Te relajarás un rato y evitarás el plástico del take-away.

Usa botes de cristal.
Las sobras, mejor en botes de cristal. No solo son más sanos sino también menos contaminantes. Ya que no vas a transportar las sobras de un lado para otro, el vidrio es la mejor opción.

Comparte.
Si ya has adoptado estos consejos, te queda un último paso. Comparte con tus amigos y contactos esta información y gánales para la causa.