Leequid

Una fábrica que funciona solo con energía solar. De nuevo, en Portugal

0
Mar, 22 Nov 2016

De la quiebra al astro rey. Hace apenas ocho años, Woodone, una fábrica portuguesa de muebles para centros escolares, hospitales, oficinas y hoteles, se encontraba al borde de la quiebra, tras casi sesenta años en pie. Hoy, sin embargo, se erige como la única fábrica en el mundo, según sus responsables, en abastecerse únicamente con la energía solar, que ella misma produce gracias a los fondos de la Unión Europea.

Una apuesta por la rentabilidad

Fue Manuel Luís Martins quien apostó, al ponerse al frente de la empresa, por las energías renovables con una fuerte inversión, en principio para reducir costes –gastaban mucho dinero en energía, y querían aprovechar las horas de sol que tiene Portugal en gran parte del año-. La trasladó a la localidad de Paredes desde Paços de Ferreira, en el norte de Portugal, para poder instalar, en sus 11.000 metros cuadrados, paneles solares, que hoy suman 1.500, y le permiten a la compañía ahorrar cerca de 7.000 euros al mes en electricidad.

Una ayuda esencial en la inversión fueron los fondos de la Unión Europea a través del Marco de Referencia Estratégico Nacional 2007-2013 (QREN, siglas en portugués) y posteriormente al programa comunitario Portugal 2020, donde su candidatura fue una de las primeras en ser aprobadas. En total, la inversión inyectada en la compañía asciende a 6,3 millones de euros, invertidos en la construcción de las instalaciones de Paredes, la compra de máquinas de última generación y la contratación de personal, pues de los 21 empleados con los que contaba en 2008, Woodone ha pasado a tener hoy una plantilla de 53 trabajadores.

Portugal, un ejemplo en energías renovables

Los últimos gobiernos de Portugal han dado un importante impulso a las energías renovables, lo que ha permitido que desde 2013 cerca de la mitad de la producción eléctrica del país sea asegurada por este tipo de recursos. El pasado mayo, durante cuatro días consecutivos, el país consiguió abastecer el consumo interno de electricidad de todo el país únicamente con energía solar, hídrica y eólica.