Leequid

Conoce a Graham, el superhombre que sobreviviría a cualquier accidente de tráfico

0
Lun, 25 Jul 2016

En el mismo momento en el que bajó del árbol, el hombre comenzó a realizar pruebas que iban más allá de su capacidad física natural. El afán de ir siempre más alto, más lejos y más rápido, ha hecho evolucionar a la especie hasta lo que es hoy, pero se ha cobrado las vidas muchos que despreciaron la fragilidad del cuerpo animal en el que el ser humano está encerrado.

1,25 millones de muertos al año

Graham no es así. Él tiene una morfología privilegiada que le permitiría sobrevivir a un accidente a bordo de uno de los ingenios humanos que más se ha generalizado en menos tiempo: el coche. Nada menos de 1,25 millones de personas mueren cada año en accidentes de tráfico, 1.126 en el último año en España, y eso que ha sido el mejor año desde 1960.

Graham no tiene cuello

Graham nunca será uno de ellos, porque es la evolución del hombre para adaptarse a esta situación. No tiene cuello, porque esa es una de las zonas más sensibles a las desaceleraciones de un impacto. Su cráneo está reforzado y tiene una doble capa ósea, separada por cavidades llenas de aire, lo que absorbería la fuerza de los golpes. Su cerebro está unido a las meninges mediante finos ligamentos que lo sujetan y evita que se deshaga contra las paredes craneales a causa de la inercia.

Graham tiene piernas de saltamontes

Graham también la cara plana y abundantes depósitos de grasa, lo que le garantiza menos lesiones en el caso de impactar a gran velocidad con el volante, el airbag o la luna, porque esta masa lípida distribuye la energía del impacto reduciendo sus efectos. Además tiene reforzada la caja torácica, con costillas el doble de gruesas unidas por duros músculos y una capa de gas entre la piel y los tejidos. Y si en el accidente, Graham no está en el coche si no que es atropellado, también saldrán indemne, gracias a unos tobillos que se mueven en todas direcciones, la soldadura de la tibia y el peroné y una morfología muscular similar a la de los saltamones, que le permitiría brincar para evitar el automóvil en el último momento.

Graham no existe

Pero Graham no existe. Graham no es más que el modelo creado por artistas, cirujanos de trauma y expertos en seguridad vial para la Comisión de Accidentes de Tráfico del estado de Victoria, en Australia, para concienciar a los conductores de cuán lejos están de ser inmunes a los accidentes de tráficos. De lo frágiles que son cuando no respetan las normas de circulación y los límites de velocidad.
Graham estará expuesto hasta el 8 de agosto en la State Library de Victoria, de donde, desgraciadamente, nunca saldrá conduciendo su propio coche.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=0r9u7Rn-nm0[/embedyt]