Política

El negocio inmobiliario de 'Los Cospedal': compran casas como si jugaran al Monopoly

En nueve años, la secretaria general del PP ha tenido tres pisos de 200, 265 y 246 M2 en las zonas más exclusivas de Madrid, además de una mansión/búnker en Toledo

Dom, 4 Oct 2015

El matrimonio López del Hierro-Cospedal, en la imagen besándose, siguen acumulando más bienes inmobiliarios.



Es un auténtico sudoku de la propiedad. Requiere pericia, investigación y olfato para seguir el rastro inmobiliario de la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, que un día aparece como copropietaria de una casa de 265 metros cuadrados al lado del Congreso de los Diputados, como otra semana declara ser dueña de una vivienda de otros doscientos metros en el barrio de Salamanca, para al año siguiente recibir como premio la donación de otro 50 por ciento de la mansión cercana a los 700 metros construidos sobre una parcela de 12.000 metros cuadrados en la elitista, cara y exclusiva zona de Los Cigarrales toledanos, cuando hace tan solo unos días fuentes del PP nos aseguraban que hacía obras en el domicilio de sus padres, en la calle madrileña de Jorge Juan, ya que sus progenitores habrían abandonado la capital de España para trasladar su residencia a Albacete, ciudad en la que vivieron durante muchos años y que Cospedal pretende hacer suya en busca de una identidad castellano-manchega (ella nació, vivió y estudió en Madrid) que la ciudadanía le niega. Pues bien, ahora el diario El Mundo aportaba este sábado una nueva versión del Monopoly de “Los Cospedal” y sitúa el nuevo nido de 246 metros cuadrados de la pareja en plena Milla de Oro de Madrid, cercano a la parroquia de la Virgen Peregrina de Fátima, a un paso del Colegio del Pilar, donde, siempre según nuestras fuentes, sería matriculado el hijo de Cospedal, hoy por hoy, con plaza activa en el centro toledano Tagus, como adelantó en exclusiva hace unos días ELPLURAL.COM.

500 M2 en las zonas más exclusivas de Madrid
La historia inmobiliaria de María Dolores Cospedal discurre en paralelo al dedazo de Mariano Rajoy que contra todo pronóstico decide enviarla a Toledo para intentar arrebatar el bastión socialista al sucesor de José Bono. Cuando en junio de 2006 llega la madrileña a la Ciudad de las Tres Culturas para hacerse con las riendas del PP, ya trae en su cartera inmobiliaria dos  pisos de 200 y 265 metros cuadrados respectivamente. Este último adquirido al 50 por ciento con su hoy esposo Ignacio López del Hierro, ubicado cerca del Congreso de los Diputados. Cospedal llega, además, acompañada de una deuda hipotecaria de 753.213 euros, correspondientes a tres créditos suscritos con Bankinter y La Caixa. Sin embargo, lo que más sorprende en las obligadas declaraciones de renta y patrimonio que ha tenido que presentar la lideresa en Castilla-La Mancha, es su capacidad para quitarse de un plumazo la citada deuda de 750.000 euros. Es cierto que vendió un piso, pero no menos cierto es que sus cuentas corrientes crecieron como la espuma hasta alcanzar los 508.822 euros, para unos meses después descender los depósitos hasta los 50.000 euros. ¿Dónde fueron a parar los 450.000 euros restantes? Esto corresponde a los líos de Cospedal en sus declaraciones. (Ver cuadro de ingresos y gastos).

La venta de un piso por 1,4 millones
El citado piso de 265 metros cuadrados vendido por “Los Cospedal”, y situado como decimos al lado del Congreso de los Diputados, fue adquirido por un alto cargo del staff de Iberdrola por una cantidad próxima a los 1,4 millones de euros. Los nuevos propietarios escrituraron el inmueble al nombre del alto cargo y de su mujer,  reflejando en la nota simple una copropiedad al 62 y 38 por ciento respectivamente. No deja de ser curioso que poco después Iberdrola fichara a Ignacio López del Hierro (160.000 euros/año) para su filial de ingeniería, ampliando meses más tarde su responsabilidad ejecutiva en la eléctrica al ser nombrado (octubre de 2013) consejero de Iberdrola Inmobiliaria. Aunque mucho antes, Cospedal había vendido el inmueble de 200 metros cuadrados del barrio de Salamanca al histórico dirigente de Asaja, Pedro Barato, cuya amistad y apoyo político a la secretaria general del PP está fuera de toda duda.

El escándalo del regalo del cigarral toledano…
Los pisos iban y venía, las cuentas corrientes de Cospedal detectaban un “colesterol” altísimo en euros, y la semana siguiente una alucinante “anorexia económica”. Y por si esto no levantara la indignación de los ciudadanos, que sabían de sus 1,5 millones de euros ganados entre 2006-201,  llega Hilo de Inversiones, empresa propiedad de su marido y le regala en noviembre de 2011 la mitad de una mansión valorada en 2,3 millones, situada en Los Cigarrales de Toledo. Cospedal admitió la propiedad regalada por la empresa de Ignacio López del Hierro, que pasó de facturar 135.691 euros a los 1.890.765 cuando su mujer alcanzó el poder. Casualidades, coincidencias. El caso que la ya presidenta de Castilla-La Mancha obvió en su declaración de bienes incluir los 12.000 metros cuadrados donde se asienta la mansión, convertida en un búnker por la misma empresa que hizo la adaptación del Palacio de Fuensalida para que “Los Cospedal” también tuvieran su “cuarto” en la misma sede del Gobierno de Castilla-La Mancha, cuando tan solo hacía unos meses había sido rehabilitada por el anterior mandatario socialista, José María Barreda.

…Y los tres pisos más “escondidos” por “Los Cospedal”
Pero aquí no acaba la voracidad inmobiliaria de “Los Cospedal”, según el registro mercantil, Hilo de Inversiones tiene su sede de operaciones en la Plaza del Marqués de Salamanca, la “crème de la crème” de la Milla de Oro de Madrid. Emplazamiento del que Ignacio López del Hierro no da cuenta de él, pero sí del inmueble localizado en la calle Jovellanos, cerca del Museo Thyssen Bornemisza. Ambos de un valor catastral prohibido para el resto de los humanos. Suma y sigue. Por algo Nacho (como es conocido en círculos “peperos”) López del Hierro fue otrora considerado “el príncipe” del ladrillo, con voz y mando en Metrovacesa o Bami, sólo por citar a dos de las que fueron grandes inmobiliarias de este país.  De Ahí que tampoco sepamos poco, o casi nada,  del ático a pie de playa de 230 metros cuadrados adquirido por Hilo de Inversiones en la selecta urbanización marbellí de Guadalmina. Cercano, por cierto, a la polémica propiedad adquirida por el expresidente del Gobierno de Madrid, Ignacio González. ¿Le regaló también Hilo de Inversiones a Cospedal el 50 por ciento de este nuevo “chamizo” playero?