El Telescopio
El equipo de la Universidad Politécnica de Valencia en la competición “Hyperloop Pod Competition II” - Facebook Hyperloop UPV
El equipo de la Universidad Politécnica de Valencia en la competición “Hyperloop Pod Competition II”
|
Fuente
:
Facebook Hyperloop UPV

El Hyperloop valenciano, entre los 10 mejores del mundo

El prototipo de la UPV muestra su gran potencial en la segunda competición de prototipos del transporte del futuro

1
Mié, 30 Ago 2017

Esta semana se ha celebrado la segunda competición de prototipos de Hyperloop, el medio de transporte del futuro que podría alcanzar los 1.000 kilómetros por hora, entre universidades de todo el mundo y entre las diez mejores encontramos a una española.

En concreto a la Universidad Politécnica de Valencia, cuyo equipo ha dado el 110%, pese a todos los problemas encontrados en el camino, para estar presentes en la competición mundial Hyperloop Pod Competition II en Los Ángeles (EEUU) y después de dar la sorpresa en la competición de diseño hace un año siendo la única universidad en ganar dos premios.

Tal y cómo contaba Daniel Verdú, ingeniero industrial y miembro del equipo de energía del proyecto HyperloopUPV, poco antes de partir hasta Estados Unidos, todos ellos acudían “con expectativas altas” de hacer un gran papel y estar a la altura de universidades americanas tan potentes como la de Michigan o el MIT.

Y así ha sido, aunque el prototipo más rápido fue el de la Universidad de Munich, el Hyperloop valenciano no defraudó y “los jueces del concurso quedaron impresionados por el trabajo logrado”.

Un camino difícil

Los meses posteriores a este gran hito por parte de una universidad española no han sido nada fáciles. Verdú cuenta cómo a la primera competición de prototipos celebrada en enero en las instalaciones de SpaceX, la empresa del inventor Elon Musk, no les dio tiempo a acabar su prototipo y sólo pudieron acudir como invitados.

En este caso, han tenido que acabar The Atlantic II, nombre de su Hyperloop, un mes antes que el resto de las 25 universidades del encuentro para conseguir llevarlo de Valencia a Los Ángeles.

En el fondo la logística para llevar desde aquí un equipo de 200 kilos hasta América es bastante complicada, cuenta Verdú. “Algunos componentes que llevábamos con imanes o baterías no pueden viajar en avión entonces hay que enviarlo por barco que es un mes entero”.

Pese a que no contaban con un respaldo económico tan grande como el de los ganadores, ya que al equipo de Munich su principal sponsor Airbus les fletó un avión especial, la hazaña de estos ingenieros valencianos es digna de admiración.

‘The​ ​Atlantic​ ​II’:​ ​el​ ​‘pod’​ ​español

El prototipo español The Atlantic II, cuyo nombre alude a la necesidad de colaboración internacional para el desarrollo de este nuevo método de transporte que podría revolucionar la industria y las conexiones entre núcleos urbanos, destaca por ser uno de los primeros pods (así es como llaman a las cápsulas) totalmente autónomo, alimentado por un sistema energético probado en vacío y que levita gracias a unos esquíes formados por imanes de neodimio con bajo consumo energético.

En cuanto a la estructura, el equipo ha utilizado materiales de la industria aeroespacial para reducir el peso manteniendo la resistencia. Finalmente, el prototipo está controlado por un sistema de navegación que utiliza más de 50 sensores y tecnologías de big data para asegurar un funcionamiento a prueba de fallos, en un ambiente donde el GPS no puede funcionar.

 

Alejandro Godoy es redactor de El Plural