El Papa Francisco en persona se ha puesto al frente de un nuevo caso de pederastia dentro de la Iglesia Católica en España. En este caso los hechos se produjeron durante el curso 2008/2009 en el Colegio Gaztelueta que dirige el Opus Dei en la localidad de Leioa (Vizcaya).

Según informa el diario El Mundo, el alumno que ahora es mayor de edad decidió presentar una querella criminal en los juzgados de Getxo contra su preceptor (la persona que se debía encargar de guiar su proceso formativo) ese curso por agresión sexual, abusos sexuale sy contra la integridad moral.

La carta de Francisco
El propio Papa recibió una carta del padre del alumno denunciando los hechos, adjuntando toda la documentación sobre el caso y pidiendo ayudar. Las pasadas navidades Francisco respondió a la familia personalmente para anunciarles que había ordenado a la Congregación para la Doctrina de la Fe que instruyesen un juicio canónico "al educador y al colegio pero sin molestar al chico", además de agradecerles que se comunicasen con él y que "me sientan cercano con mi oración".

Sin respuesta en España
La decisión de la familia de escribir al Papa Francisco vino después de que la justicia española no escuchase su caso. La denuncia ya saltó a los medios en 2012 y en 2013 se puso en conocimiento de la inspección educativa y de la Fiscalía del País Vasco que, al final, decidió archivarlo. La actuación ahora de Pontífice pide directamente que se reabra el caso dando veracidad a los hechos denunciados.

Exteriores del Colegio Gaztelueta en Leioa (Vizcaya) dirigido por el Opus Dei - Facebook



Respuesta del colegio
Según explica también el mismo diario, la denuncia recoge que el colegio del Opus Dei "mostró en principio comprensión" y en junio de 2011 aseguró que el profesor "había reconocido todas las acusaciones" que fueron calificadas de "muy graves" y que su única explicación fue "que quería fortaleces su carácter". Pocos meses después el centro comunicó que el 'preceptor' ya "no es empleado"  y que se le había dado al asunto "la importancia que requería".

Ante la carta del Papa Francisco que ha salido a la luz este viernes, el colegio ha comunicado que colgará una nota de prensa en breve explicando el supuesto caso de pederastia.

Calvario para el alumno
La denuncia también recoge un informe del psiquiatra que corroboró la historia y que explica que el joven sufre actualmente "tendencia al aislamiento" así como incapacidad "para llevar una vida normal", "se siente reducido a un objeto" y tiene "sentimientos de culpa y humillación".

El calvario que sufrió este alumno desde el curso del 2008 fue doble, no solo por los supuestos abusos que sufrió de su profesor, sino también por los ataques de sus compañeros que se reían de él y bromeaban sobre el tiempo que pasaba en el despacho del docente. Cuando por fin decidió dejar el centro los ataques siguieron llegando por las redes sociales.