Prácticamente nadie desconoce a estas alturas que la obesidad es una epidemia actualmente en el mundo occidental, razón por la cual son muchas las personas que intentan llevar una dieta baja en calorías o hipocalórica, con el claro objetivo de bajar peso. No obstante, la mayoría de ellos no logran aguantar mucho tiempo, o adulteran esta dieta de forma gradual, hasta que esta resulta inviable.

Y es que no cabe duda alguna de que las dietas bajas en calorías son muy duras de mantener. A esto hay que añadir que a medida que se pierde grasa corporal, también se pierde músculo. Por suerte, los BCAA pueden proteger esta parte del cuerpo contra el efecto catabólico propio de una dieta de adelgazamiento.

¿En qué consisten los BCAA?

El nombre BCAA viene por las siglas de Branched Chain Amino Acids, esto es, “aminoácidos de cadena ramificada”. Con esto podemos preguntarnos ¿qué son los aminoácidos? O ¿aminoácidos ramificados? Se trata de la leucina, isoleucina y valina, cuya combinación forma casi una tercera parte de los músculos esqueléticos. Pues bien, parece ser que estos aminoácidos desempeñan un papel fundamental en la síntesis proteica del organismo humano.

Todo sobre los BCAA que tienes que saber es que estos aminoácidos específicos suelen utilizarse para tratar a pacientes que han sufrido quemaduras, para una recuperación más rápida. Además, constituyen un suplemento nutricional muy codiciado en todo tipo de deportistas, desde los que practican disciplinas de resistencia, como atletismo o ciclismo, hasta los que practican musculación.

El ejercicio físico reduce su destrucción

Pues bien, esto es debido a que las investigaciones han corroborado que el ejercicio físico favorece la destrucción de los BCAA, razón por la que se venden como suplemento previo o durante el entrenamiento, a fin de evitar este catabolismo. Es así que el músculo continúa sintetizando proteínas y gana masa. Otros estudios señalan que combinar una dieta baja en calorías con suplementos específicos de BCAA contribuye a quemar más grasa.

Respecto al número total de proteínas existentes, hay hasta veinte aminoácidos distintos, entre los que se incluyen los BCAA. Todos ellos pueden encontrarse en los alimentos. En concreto, se pueden consumir a partir de alimentos como carnes magras, lácteos, pollo, huevos, pescado, soja, lentejas, etc.

¿Conoces estos beneficios de los BCAA?

Según se ha podido demostrar, los aminoácidos ramificados, en particular la leucina, estimulan la síntesis proteica, y podrían hacerlo más aún que una proteína normal por sí sola. Los BCAA incrementan también la síntesis de maquinaria celular encargada de realizar el proceso de la síntesis proteica. De modo que los BCAA no solo incrementan el ratio de síntesis proteica, sino que además aumentan la capacidad celular para la síntesis proteica.

Otra ventaja de los BCAA es que estos reducen el ratio de ruptura proteica. Lo hacen principalmente disminuyendo la actividad de los componentes de la vía de la ruptura proteica, y también disminuyendo la expresión de numerosos complejos involucrados en la ruptura proteica.