Importantes personalidades del colectivo LGTBI acudieron este lunes a la presentación de El fin de la homofobia. Derecho a ser libres para amar (editorial Catarata), libro en el que el redactor jefe de ELPLURAL.COM, Marcos Paradinas, explica cómo España pasó de lobotomizar a los gays a ser el país más tolerante del mundo con la homosexualidad.


La evolución de la homofobia

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el juez Baltasar Garzón fueron los encargados de presentar esta obra en que profundiza en la evolución de la homofobia y los Derechos Humanos del colectivo LGTBI y que incluye entre sus páginas interesantes entrevistas a personalidades como José Luis Rodríguez Zapatero, Carla Antonelli o Ángeles Álvarez.

En su intervención, Marcos Paradinas explicó que cuando la Fundación de Baltasar Garzón le propuso escribir un libro sobre Derechos Humanos se acordó de lo mal que lo había pasado una persona muy cercana suya en Portugal, quien fue insultado y amenazado por el simple hecho ir de la mano con su novio. De ahí nace un trabajo que pone el foco en “un problema que pudiéramos estar viviendo cualquiera de nosotros, o de nuestros familiares, amigos o vecinos”. 

Agresiones en nuestros días
Porque, aunque “en España hemos avanzado mucho en materia de respeto a los derechos de las distintas orientaciones sexuales”, Paradinas advierte de que en nuestro país todavía “son muchas las que personas sufrirán homofobia y se lo callarán, bien por vergüenza, bien porque aún mantienen su orientación sexual en secreto”.

“La homofobia quizás no sea un cáncer en nuestro país, pero sigue siendo un tumor del que hay que deshacerse”, afirmó el autor convencido de la necesidad de “señalar los problemas que siguen viviendo en España nuestros ciudadanos, para que no se dé ni un paso atrás” en el respeto a la diversidad sexual.

“La revolución ya la hicimos entre todos hace 10 años. Ahora, tenemos que cuidar el legado que dejaremos en manos de quienes vienen detrás. Porque de ellos dependerá que la España del futuro no se parezca a la España del pasado”, agregó el redactor jefe de ELPLURAL.COM antes de señalar que “contra la homofobia, y contra el odio, hay que luchar desde la escuela”. 


Carmena defiende el derecho al placer

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, puso el foco en la necesidad de conseguir el "reconocimiento puro" de la sexualidad y el derecho al placer. “Lo bueno de este libro -que plantea el derecho a ser libres para amar-, es que abre una vía para empezar a plantear por qué la sexualidad está todavía tan lejos de ser un derecho humano reconocido”, señaló.

En su opinión, es necesario acabar con “una concepción sexual patriarcal y machista de la sexualidad que ha hecho sufrir a muchísimas personas”. Por ello, la alcaldesa reivindicó la “sexualidad positiva” que la sociedad necesita; citando incluso los puntos que a su entender debería contener una futura declaración universal de los derechos sexuales.   

Carmena también subrayó el hecho "descomunal" de que aún haya países en los que se condena a muerte por "ejercer la sexualidad de una forma diferente a la considerada normal". Para evitar que esto siga pasando, la alcaldesa se comprometió a aportar su granito de arena desde el Ayuntamiento de Madrid, "fomentando cursos, premios, debates" y atendiendo las reivindicaciones del colectivo LGTB. 


La intervención de Garzón

Por último, el presidente de la fundación, Baltasar Garzón, indicó que "quizá en España tenemos la legislación adecuada, pero el cumplimiento de la misma ni siempre se produce ni es debidamente impulsada". "Damos por conquistadas demasiadas cosas", subrayó para explicar las razones por las que promovió este libro a través de la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR).

El exjuez de la Audiencia Nacional también apostó por una "armonización" internacional normativa que consiga una protección integral y transversal de los derechos del colectivo LGTBI.