Al menos 12 personas han muerto en el incendio desatado esta madrugada en una torre residencial de Londres, anque desde medios locales y las autoridades no descartan que la cifra sigua aumentando, como está informando Scotland Yard. Además, la cifra de heridos se ha elevado a 78 personas.

En un comunicado, la Policía Metropolitana de Londres (Met) indicó que se encuentran "en una fase muy inicial" y esperan que el número de víctimas mortales por el fuego, iniciado a las 00.15 GMT en un bloque de 24 plantas, situado en el barrio de North Kensinghon, se vaya elevando. En una comparecencia posterior a media tarde, el Comandante Stuart Cundy, de la Policía Metropolitana, afirmó que lo que es "realmente importante" ahora es identificar y contabilizar a todos los residentes y localizar a los que están desaparecidos. "Esta va a ser una operación larga ... No sólo hoy, no sólo esta noche", añadió.

El fuego, de enormes dimensiones, se desató en la Torre Grenfell, en el barrio de Kensington, a donde se desplazaron unos 200 bomberos y 40 camiones autombombas, señalaron a EFE fuentes de la Brigada de Bomberos de la capital británica.



Un edificio con 120 apartamentos
Al menos veinte ambulancias fueron enviadas a las inmediaciones del inmueble siniestrado, que ha sido acordonado, y que cuenta con 120 apartamentos en los que se estima habitan 200 personas, muchas de ellas familias jóvenes, puntualizaron los residentes que pudieron huir del siniestro.

La Policía Metropolitana de Londres (MET) señaló en su cuenta de Twitter que "numerosas personas" están siendo atendidas por heridas de diversa gravedad e inhalación de humo, al tiempo que se intenta rescatar a las que todavía siguen en el interior de la torre.

Las primeras imágenes del incendio mostraron a gente con linternas que se movía por los pasillos del bloque, algunas lanzando señales de socorro, a las que les resultaba imposible abandonar la torre envuelta en llamas. La policía desalojó a las personas que se aglutinaron alrededor del edificio, algunas de ellas familiares de los afectados, porque se teme que pueda derrumbarse.


Aspecto del incendio en La Torre Grenfell en Lancaster West Estate en Londres. EFELa torre se reformó el año pasado
Tim Downey, uno de los testigos, declaró a la BBC que el edificio se estaba "desmoronando, solo hay humo negro", matizó, para agregar que había ardido hasta el "núcleo", rodeado de algunas personas cubiertas por ceniza que gritaban en esos momentos angustiosos.

La torre, construida en 1974, se reformó el pasado año, según apuntaron los arquitectos que llevaron a cabo el proyecto en medios locales.


Los bomberos sofocan hoy las llamas del incendio de una torre residencial de 27 plantas en el centro-oeste de Londres. EFESe investiga el origen del fuego
El alcalde de Londres, Sadiq Khan, calificó de "grave incidente" el suceso, por el que se han cortado las calles adyacentes y alguno de los evacuados han sido trasladados a un centro cristiano cercano al suceso. La policía investiga cómo se inició el fuego, que devoró rápidamente el bloque de apartamentos, mientras que algunos vecinos aseguraron que no sonaron las alarmas y que se escucharon algunas explosiones.