Todos sabemos quién es El Rubius, el conocido youtuber que cuenta con más de 20 millones de suscriptores, convirtiendo su canal en el segundo más seguido de habla hispana, y, por ende, uno de los diez más relevantes del mundo. En poco tiempo ha conseguido tener fama a nivel mundial, y esa fama puede llegar a robar la intimidad y vida privada tanto del personaje conocido como de su entorno y relaciones sentimentales. 

Así le ha ocurrido al youtuber y a "su supuesta nueva novia". Los suscriptores de El Rubius han decidido comenzar una guerra abierta en redes sociales contra una joven modelo que ha tenido que soportar una campaña de acoso y difamación por estar, supuestamente, saliendo con el youtuber. 

Las redes sociales han provocado que todos nos podamos convertir en detectives privados, en este cado  las fans siempre están en un estado de vigilancia para enterarse de cualquier cotilleo o novedad que haya podido suceder en relación con su ídolo. Y esto exactamente es lo que ha ocurrido en esta ocasión. Los rumores dicen que, en una de las salidas de El Rubius a cazar Pokémons, se escuchaba una voz que le acompañaba, lo que sus suscriptores han considerado que sea la joven modelo y youtuber llamada Irina. (@irimatic)

Pero como se ha dicho, todo son rumores. Ya que ninguno de los dos ha confirmado o desmentido el supuesto romance. Sin embargo, las fans no han encajado bien la relación de su estrella youtuber con la joven modelo.

No es una novedad, ni en la vida cotidiana ni para El Rubius ya que, con otras ex parejas, tuvo que vivir una situación parecida. Antes se les acusaba de buscar dinero, ahora el término ha evolucionado y se les denomina cazaseguidores. Son aquellas personas que buscan relacionarse con estrellas de la red para aumentar su número de fans o seguidores así como su popularidad, dejando el dinero en segundo plano. 

La modelo se queja

Y de esto mismo se acusa a la joven modelo, que lleva ya semanas siendo atacada a través de sus redes sociales. Con un hashtag personalizado: #yosoyenchufehater, que denuncia que lo haga para ganar seguidores y aumentar su popularidad.  Harta de la situación, decidió hacer una publicación en Instagram quejándose y haciendo un llamamiento a la lógica y coherencia de las fans más acérrimas del youtuber para intentar frenar una situación que sobrepasa los límites éticos y legales sobre el acoso en internet.

"Me es complicado estar escribiendo estas líneas y más complicado me es publicarlas pues rompe todos mis códigos de ética, moralidad, y sobre todo sentido común. ¿Qué estoy haciendo? ¿Realmente estoy perdiendo mi tiempo soltando mi opinión en el mundo del píxel? ¿A quién demonios le interesa mi opinión? y lo más importante ¿A quién narices le importa mi vida?", afirmaba.

Buenas tardes señoras. Si, digo señoras pues lamentablemente la gran mayoría de los comentarios que inundan mis redes sociales estas últimas décadas los firman nombres femeninos. Me es complicado estar escribiendo estas líneas y más complicado me es publicarlas pues rompe todos mis códigos de ética, moralidad, y sobre todo sentido común. ¿Qué estoy haciendo? ¿Realmente estoy perdiendo mi tiempo soltando mi opinión en el mundo del píxel? ¿A quién demonios le interesa mi opinión? y lo más importante ¿A quién narices le importa mi vida? Dejando a un lado todo esto, creo que este tema ya ha llegado a un punto de inflexión del tamaño de un melón. Esta situación es tan ridícula, absurda, estrafalaria y grotesca que me asusta. Y no por los insultos, vituperios, humillaciones y amenazas de tortura y posterior muerte que recibo diariamente. No. Lo que me asusta es ver en lo que nos estamos convirtiendo. ¿Qué nos pasa señoras? ¿En qué momento perdimos el norte de manera tan catastrófica y garrafal? Me resulta increíble y surrealista cómo podemos llegar a tirar nuestro tiempo, siendo lo más valioso que poseemos, usándolo en auto-destruirnos y derrumbarnos mutuamente. Internet es una herramienta valiosísima, que a la vez se ha convertido en guadaña, es una forma de evasión, de huida, de deserción de nuestra realidad. Es mucho más sencillo vivir dentro de la pantalla que enfrentarse a la cruda realidad que nos aguarda fuera, es mucho más fácil vivir una vida ajena que la nuestra propia. (+)

Una foto publicada por I R I N A (@irimatic) el

Y finalizaba la publicación replicando la nueva era tecnológica y lo fácil que es excusarte detrás de una pantalla. “Internet es una herramienta valiosísima, que a la vez se ha convertido en guadaña, es una forma de evasión, de huida, de deserción de nuestra realidad. Es mucho más sencillo vivir dentro de la pantalla que enfrentarse a la cruda realidad que nos aguarda fuera, es mucho más fácil vivir una vida ajena que la nuestra propia”. 

No es la primera vez que le ocurre a El Rubius, que ya denunció este conflicto en el programa de Risto Mejide, Al Rincón de Pensar, donde afirmó que tuvo una novia y terminó mal con ella por la misma situación.