"El PP valenciano es en estos momentos una feria". Desde los grupos de la oposición en la comunidad levantina miran entre divertidos y perplejos lo que califican de 'merienda de negros', que es como se refieren a lo que se está viviendo en el PP de esa comunidad a causa de la que parece 'inevitable' pérdida de la mayoría absoluta de 'los populares'. O lo que es lo mismo, a su salida del Palau de la Generalitat, y del reparto del poder consiguiente, por primera vez en los últimos 20 años.

Fabra y sus 'enemigos íntimos'
El paisaje es éste. Albert Fabra, el actual president, quiere ser el candidato. Pero tiene claro que en Génova 'no le acaban de ver'. Y aún peor para él, sus mayores enemigos son los que tiene en casa. Este jueves el periódico Valencia Plaza 'filtra' una encuesta 'oculta' que se habría hecho por encargo de Génova y que desvelaría que Fabra no sólo está en caída libre, sino que los valencianos prefieren a otros tres personajes por delante de él. Y se cita como candidatos, en orden creciente de preferencia, a José Císcar, a Rita Barberá y, el supuesto favorito, a Esteban González Pons.



Como acertadamente se cuenta en el artículo, Fabra tiene en contra a Rita Barberá, que no cree en él hace mucho, y a 'caciques' tan importantes como Alfonso Rus, que controla con mano de hierro el partido en la provincia de Valencia. Esto sumado a que en Génova le ven como 'caballo perdedor' le deja en una situación muy delicada, por usar un término benigno. Si se verá mal, que en las últimas horas Alberto Fabra ha caído del caballo ante la luz de 'las primarias', y en lo que parece un llamamiento desesperado para escapar al 'dedazo', que en su caso parece que sería más bien el 'manotazo', se ha declarado partidario de "planteamientos en el partido que hace unos años no se hacían".

González Pons, un 'mal menor' frente a Fabra
En ese caos es en el que regresa el 'fantasma' del nombre de González Pons como 'salvador'. Como acertadamente recogen en Valencia Plaza, el eurodiputado sí cuenta con el apoyo de Rita Barberá, una mujer de indudable peso en el partido, no sólo en Valencia, sino también en el entorno de Rajoy.

Y si bien es verdad que no es un personaje especialmente amado por los otros 'barones', también es verdad que Rus, o José Ciscar, que controla más o menos el partido en Alicante, le verían como un mal menor frente a Fabra. Pero ¿resulta creíble que el supuestamente 'deseado' González Pons regresara de Bruselas a Valencia, además para ser casi con seguridad 'jefe de la oposición'?.

¿Quién tiene interés en desestabilizar aún más a Fabra?
"Imposible..., a no ser que le vendieran muy bien alguna fantasía por la que él pudiera creer que es factible que ganara las elecciones", dice a ELPLURAL.COM un analista político cercano al PSPV. Entonces ¿por qué se están filtrando estos datos de encuestas que le favorecen o, como sucedió la semana pasada, el supuesto mensaje de Rita Barberá a Génova según el cual ella se negaría a ser otra vez candidata al ayuntamiento valenciano si Fabra era el cartel del partido?

En los medios políticos y de comunicación valencianos siempre se ha tenido a González Pons como uno de los grandes filtradores de información. Naturalmente que le favorezca. Algo que no sólo, pero muy principalmente, le ha asegurado 'buena prensa'.

¿Puede permitirse el bolsillo de Pons ser el candidato?
Pero, y es lo que todos se preguntan, ¿quién está filtrando y aireando todas estas historias en estos momentos? Porque, esta es la clave que en seguida se plantea ¿Acaso González Pons podría aceptar ese regreso? O más exactamente ¿Es que podría vivir González Pons con el sueldo de jefe de la oposición de Valencia?



Comparemos datos. En estos momentos, como eurodiputado, Esteban González Pons percibe 12 mensualidades de 8.020 euros como eurodiputado base. Cerca de 100.000 euros anuales a los que hay que añadir una cantidad por ser el portavoz del Grupo Popular español en la cámara. A esta cifra hay que sumar los 304 euros diarios que percibe en dietas por cada día que pasa en Bruselas, y que suelen ser 12. Es decir, otros 3.600 euros más al mes. Y aún otros 4.299 euros mensuales que cada eurodiputado percibe 'por gastos de oficina', que supuestamente hay que justificar, pero cuyo control, se ha reconocido y de hecho ahora se está modificando, es muy laxo. Sumando, en estos momentos González Pons percibe una cantidad que no es en ningún caso menor de 150.000 euros anuales.

¿Cómo compensar perder dos tercios del sueldo?
¿Cuál sería su sueldo como jefe de la oposición en el Parlamento valenciano? El sueldo en 2013 de quien ahora ocupa ese puesto, el socialista Antonio Torres fue de 52.000 euros, a los que sumó 4.346 en trienios.

Para darse cuenta de la importancia de este asunto para González Pons conviene recuperar lo que se contaba en el PP cuando se preparaban las listas para las europeas y se supo que el valenciano iría en ellas como número dos de Cañete. Se dijo que él lo había pedido, porque "necesitaba el sueldo". Y se recordó una declaración que hizo Pons en un peridódico, en Norte de Castilla, en 2010, cuando reconoció que su divorcio, que no resultó fácil, le había costado.., y no sólo por razones sentimentales: "tenía 38 años y volvía a casa de mi madre: a los hombres de mediana edad nos arruinan cuando nos divorciamos, por el convenio regulador". Su situación económica personal, desde entonces, no se ha simplificado

¿Cómo podría entonces Esteban González Pons regresar a Valencia y dejar el confortable sueldo europeo por el magro salario de parlamentario comunitario? Y entonces nos apuntan que sólo de una forma. Obteniendo el compromiso de Génova de que pasaría a presidir también el partido en Valencia, y que ese puesto conllevaría asignado un  generoso sueldo por parte de Génova. Nada nuevo en realidad para este partido.