Aunque Telemadrid cede todo el equipo técnico (cámaras, sonido, iluminación...) y los profesionales que los gestionan, así como el decorado (hecho ex profeso) y la publicidad en medios, el espacio de debate que dirige Melchor Miralles en la cadena autonómica cuesta la friolera de 42.000 euros por cada emisión, algo que ha escandalizado a los sindicatos del ente.

Gastos cuestionables
El desglose de esos gastos, al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, resulta también bastante cuestionable. Sin embargo, los sindicatos denuncian el "oscurantismo" de la cadena al respecto, que se niega a entrar en detalles sobre dónde va a parar el dinero. Así, es imposible saber a qué se dedican los 7.242 euros que Telemadrid paga a la productora Eurostar en concepto de "equipo humano" o los 18.740 euros que se gasta la cadena en el ambiguo concepto "artístico". Por otra parte, los sindicatos señalan que ese programa apenas implica redacción y que en esta labor sólo se trabaja los jueves.

Concepto "artístico"
Fuentes consultadas por este diario aseguran que el concepto "artístico" en los presupuestos de programas televisivos va destinado a pagar el salario del presentador o de las personas de relevancia pública que aparecen en el espacio. Sin embargo, en la dirección de Telemadrid se niegan a confirmar a los sindicatos cuál es el sueldo de Melchor Miralles por moderar el programa.

Público pagado
En lo que respecta al público, que participa en el programa mediante votaciones en directo sobre los temas de actualidad, también se lleva su parte del presupuesto. Según las centrales sindicales, los espectadores se llevan 30 euros por acudir al programa o 50 euros si van a participar haciendo alguna pregunta a los tertulianos o entrevistados. En cualquiera de los casos, esta partida estaría por encima de los 3.000 euros sin llegar a superar nunca los 5.000 euros.

Orgullo de Telemadrid
Y es que la participación del público, aunque es motivo de orgullo y una supuesta muestra de pluralidad para los dirigentes de Telemadrid, arroja muchas dudas. En total son 100 madrileños que, según Agustín de Grado, director de Informativos, conforman "una muestra científica seleccionada por la empresa que se dedica a eso".

Mucho que desear

En lo formal, la representatividad del público deja mucho que desear. Son 100 personas (41 hombres y 51 mujeres) y se escogen 50 de Madrid capital, 15 de la Zona Sur, 15 del Corredor del Henares, 10 de la Zona Norte y 10 personas del "resto" de la Comunidad de Madrid. Según denuncian los sindicatos, estos datos suponen que en ocasiones, un ciudadano "represente" a toda su localidad.

Sin voz ni voto
Además, se elige, supuestamente, dentro de esta centena a 53 personas que votaron al PP en las pasadas elecciones, 33 que votaron al PSOE, 9 que votaron a IU y los restantes sirven para representar al resto de partidos. Este cálculo deja sin voz ni voto a todos aquellos que no votaron, votaron en blanco o votaron nulo el pasado 22 de mayo y que también tendrán opinión sobre la actualidad.

A petición propia
Pero si, tal y como denuncian empresas de demoscopia, este cálculo es insuficiente para representar a los ciudadanos, el asunto se torna más sospechoso cuando se llega  a la práctica. Además de que cualquiera puede apuntarse en el formulario de la web de Telemadrid, los sindicatos denuncian que han comprobado que se puede llamar a los coordinadores del programa y solicitar la asistencia al programa por libre, algo a los que éstos acceden sin ni siquiera preguntar la procedencia o la ideología de la persona que llama.