La hasta hoy presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, se reunirá mañana con los concejales del grupo municipal en la ciudad, que seguirá encabezando como portavoz, tras haber presentado su dimisión como máxima responsable autonómica del partido. De este modo, y salvo sorpresas de última hora, su dimisión al frente de la formación en Madrid no supone el fin de su carrera política, algo que algunos sectores no descartan debido a la debilitada posición en la que queda tras el registro de esta semana en la sede y su decisión de este domingo.

La portavoz municipal comparecerá tras la reunión para informar de las decisiones adoptadas durante la misma, han indicado fuentes del PP de Madrid.

Cabe recordar que el anuncio de Aguirre tuvo lugar a eso de las 14.30 horas. En ese momento, y tras un convocatoria a los medios de carácter urgente, desveló que deja de encabezar el PP de Madrid en una comparecencia en la que indicó que "la gente quiere gestos" a raíz de los casos de corrupción y que su obligación es "asumir" su "responsabilidad política".

Del mismo modo, también recalcó que aunque que no tiene "ninguna responsabilidad material", ni puede "estar encausada en nada", presenta su dimisión ante "la gravedad de las informaciones" aparecidas en los últimos días relacionadas con el PP de Madrid.

El pasado viernes, Aguirre aseguró sentirse respaldada por la dirección nacional del partido tras los registros efectuados el día antes en la sede del partido madrileño por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco para investigar si los pagos de la trama Púnica sirvieron para financiar ilegalmente al PP madrileño.