El pasado viernes los senadores recibieron un correo desde el Departamento de Protocolo de la Cámara que a muchos les dejó perplejos: les invitaban a la presentación de "la II Cumbre Internacional del vino". El acto lo pagaba, o eso daba a entender, el Gobierno de Castilla-La Mancha, incluso se anunciaba la presencia de María Dolores de Cospedal.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"27399","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-300916","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"686","height":"473","alt":"Chin chin, en un Senado cedido por la campa\u00f1a de Cospedal. Foto Senado"}}]] Chin chin, en un Senado cedido por su compañero de partido, Pío Escudero, para mayor honor de la campaña de Cospedal, que aparecen en la foto junto al presidente del Congreso, Posadas, el senador y mano derecha de la presidenta manchega, García Tizón y la consejera autonómica, María Luisa Soriano . Foto Senado



Notificación con una hora de plazo
En la Agenda del Senado, el lunes, la convocatoria ya se hacía oficial (como se ve en la reproducción que acompañamos), pero, y aquí venía la primera sorpresa de muchos senadores, no era sino hasta el propio martes, el día del acto, cuando se 'pedía permiso' a la Mesa de la Cámara y se le informaba de que la petición para el uso de la cámara se había realizado por la Consejera de Agricultura del Gobierno castellano-manchego el 30 de enero y se les pedía el acuerdo para el acto que iba a celebrarse apenas una hora después, es decir que ya estaba completamente organizado y puesto en marcha, carteles, decoración y vino incluidos, con la siguiente propuesta de acuerdo: "autorizar la celebración en el Senao de un acto con el objetivo de promocionar la cumbre Internacional del vino sin que se generen gastos a cargo de la Cámara".

Es verdad que la mayoría absoluta del PP en el Senado aseguraba el 'sí quiero' al acto y a la copa de vino, pero la falta de respeto que todo el hecho tenía, no evitó que los grupos de oposición se escandalizaran por los modos y el fondo. Porque dicho y hecho, los senadores que así lo quisieron se marcharon a tomar 'vino y queso' y los demás a escandalizarse: Pio Escudero había entregado el Senado, un edificio público, a María Dolores de Cospedal para que organizara un acto con desprecio de cualquier posible opinión en contra.

Todo por Cospedal..., la secretaria general de todos los que la rodean. Foto Senado



No importa el ciclo de la viña, importa el electoral
Porque a nadie se le escapa que la organización de un acto como este no es casual..., no en estas fechas. De hecho, como se ve, esta era la presentación de la II Cumbre Internacional del Vino. La otra se realizó en octubre de 2013. La época 'lógica' del año para el mundo del vino. Pero esta vez había que acelerarlo.., o atrasarlo, según se mire, para que coincidiera con un hecho más importante para quienes pagaban el acto que el ciclo de la viña, el ciclo electoral... O si no para quienes lo han pagado, los castellano-manchegos, sí para su presidenta, María Dolores de Cospedal, que ya está en campaña.