Cuando se presentó ante la prensa en su primera rueda de prensa 'post-Canarias', José Antonio Monago dedicó una buena cantidad de minutos para presentarse como un político viajero, llegó incluso a decir que "mi vida ha transcurrido viajando" antes de colocarse a sí mismo en el altar político: "a ello me he dedicado en vida, alma y corazón". En la hipérbole de la autocomplacencia llegó a recordar que a sí mismo en algún artículo de aquella época, cuando cada 15 días más o menos trasegaba con Canarias, se le había denominado "cohete Monago".

Monago en plena representación de 'su tragedia'. Foto EFE 'Monago cohete' explicando, con gesto descompuesto, que hay una persecución contra él... Foto EFE



Monago, un cohete 'sin control'
Y es cierto, en un artículo del diario Hoy, al poco tiempo de ser nombrado presidente del PP extremeño, se hizo un perfil suyo que se tituló "Monago, en cohete" . Tan verdad, por cierto, como que poco tiempo después, en el mismo periódico, quien hoy es su director, Ángel Ortiz, junto a otro periodista publicó una entrevista, 26 de diciembre de 2010, en la que se le presentaba como "divorciado y padre de dos hijos", (y que, según ha sabido este periódico, provocó gran polémica previa a la publicación, pero que se imprimió así porque los periodistas defendieron que ese era 'su estado civil real', y de hecho no se produjo rectificación posterior).

Monago divorciado

Y a lo que se ve, sí que viajaba mucho aquel Monago del año 2008 al 2011, cuando era un barón territorial meritorio en el PP, desconocido fuera de Extremadura. Porque lo que es seguro es que lo que no hacía era cumplir a rajatabla con el papel para el que le habían elegido: el puesto de senador.

Ausente en 22 sesiones
ELPLURAL.COM se ha hecho con las actas de todas las sesiones que se celebraron en aquella época, 2008-2011, en la que Monago ocupó escaño en la Cámara Alta. En concreto se produjeron 73 sesiones, en las que se votaron 259 diferentes propuestas de ley... El análisis de las actas de las votaciones que se produjeron en aquellas jornadas nos da un resultado inequívoco: en 22 de las 73 sesiones se produjeron votaciones en las que no participó José Antonio Monago. Es decir, casi en un tercio de ellas el ahora presidente extremeño, el hombre "dedicado en vida, alma y corazón" a la política anduvo 'en otra cosa'.

En concreto, Monago aparece como "ausente" en 44 de las votaciones del periodo en el que fue senador. Una tendencia que se acentuó a partir de 2010. En concreto, en el último año y medio de legislatura, de las 75 votaciones que se produjeron en el Senado, el parlamentario Monago tuvo a bien ausentarse en 37 de ellas. Es decir, en el 50%. No consta que renunciara a la mitad de su sueldo.

Extracto de una de las actas de las asistencias de los senadores a la Cámara Alta... en la que Monago aparece entre 'los novilleros' Extracto de una de las actas de las asistencias de los senadores a la Cámara Alta... en la que Monago aparece entre 'los novilleros'



A la hora de 'hacer novillos' no tenía preferencias 'Monago Cohete'. Lo mismo se ausentó cuando se votaron medidas sobre el tráfico de mujeres y niños o de apoyo a la familia, que sobre los debates de la Ley Audiovisual (aunque su región es una de las que tienen televisión autonómica), como en el caso de leyes de carácter económico clave, como las leyes o las de estabilidad presupuestaria.

Cospedal, la gran 'novillera'
Bien es verdad, y sería injusto ocultarlo, que no fue Monago el campeón de los 'senadores novilleros' en ese periodo. Le ganó su 'vecina' y 'jefa en el partido' María Dolores de Cospedal, que llegó a ausentarse en 182 de las 259 votaciones que tuvieron lugar en el Senado. El absentismo de la secretaria general del PP nacional fue tan reiterado que el Grupo Socialista en la Cámara llegó a pedir que se le retirara la asignación parlamentaria...

Quizás no resulte sorprendente que frente a las cifras de su falta de asistencia Cospedal se defendiera diciendo que había "una campaña contra ella". Si están siguiendo la 'defensa' que José Antonio Monago hace de 'su caso', el argumento les sonará conocido.