Iñaki Gabilondo pone la lupa este lunes, en su videoblog, sobre un fin de semana que califica de “ilustrativo” del “juego de emociones se anuncia como una especie de plebiscitarias entre la ilusión”, que pretende Podemos y “el miedo”, que alimenta el PP. “Dos emociones grandes que mal manejadas puede ser explosivas”. Se revuelven “vientos huracanados”, advierte el veterano periodista.

"Vienen a barrerlo todo"
Según ha considerado Gabilondo en su videoblog, publicado en la SER y El País, el PSOE se ha “esforzado en ganar un sitio” este fin de semana con su Conferencia Autonómica, “mientras la manifestación de Podemos “venía a decir que no tenía que buscar ningún espacio” porque ellos vienen a “barrerlo todo, a ocuparlo todo. Más que un partido, un movimiento, un cambio de ciclo. Un viento que entra por la izquierda, que está provocando grandes destrozos por la izquierda del edificio político”.

El PP, complacido
En el otro extremo, según Gabilondo, “el PP observa muy complacido los desperfectos y se ofrece a recoger a todos los náufragos, que están muy asustados ante el huracán que viene”.

“Se va dibujando un encuentro directo entre Podemos y el Partido Popular, ambos muy interesados en que la confrontación parezca ésta y se difumine todo los demás, como si estuviera dibujándose otro bipartidismo”, ha afirmado Iñaki Gabilondo.

La manifestación del sábado, como la Diada
Gabilondo ha comparado la manifestación de este sábado con la Diada de 2012. “Podemos no pidió nada, no reivindicó nada. Como ocurrió en aquella manifestación de la Diada de 2012 se estaba anunciando un tiempo que venía, una especie de pifanía, una fiesta alegre en la que no parecía que se estaba habiendo nada y anunciando que no pasa nada y que estaba a punto de ocurrir”.

Emociones explosivas
En opinión de Gabilondo, “por un lado se dibuja una corriente de ilusión, mientras, enfrente el PP va a intentar imponer el sentimiento del miedo”. Un “choques de sentimientos, un juego de emociones se anuncia como plebiscitarias entre la ilusión y el miedo. Una ilusión que es nuevo aunque no está perfilado. Tenemos que pedir a Podemos que precise la naturaleza de sus planes, y enfrente al PP. Dos emociones grandes que mal manejadas puede ser explosivas”.