Felipe González ha sorprendido este lunes al expresar su apoyo a Pedro Sánchez y “la necesidad de diálogo” en Cataluña, después de que criticara la fórmula del “relator” anunciada por el Gobierno para encauzar precisamente el diálogo, que el expresidente vio parte de una “degradación institucional”.

“Yo estoy defendiendo a Sánchez y la necesidad de diálogo, pero dentro del perímetro de la Constitución y del Estatut", ha afirmado Felipe González, en declaraciones, este lunes, al programa Al rojo vivo, de La Sexta, cuando el presentador, Antonio García Ferreras le preguntó por las palabras del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien recordó a González y a Guerra que "la condición fundamental" de un militante es apoyar a sus presidentes".

"Él ha dicho con toda totalidad que no va a negociar la autodeterminación porque ni quiere ni puede", ha añadido González, en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "El diálogo Estado-Generalitat no tiene fundamento para criticarlo porque aparece en el Estatut y la Constitución. No hay ningún problema en eso", ha añadido.

Felipe González ha considerado, no obstante, que "el diálogo se planteó de manera confusa" y ha atribuido esa confusión a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Sobre la mesa de diálogo propuesta por el Gobierno, el expresidente ha opinado que tiene poco sentido que contase con PNV o Podemos y obviara a Ciudadanos y PP. Estos últimos partidos rechazaron cualquier fórmula de negociación con la Generalitat.

González criticó la fórmula del "relator"

El expresidente ha rectificado así su postura respecto a la iniciativa negociadora del Gobierno con la Generalitat, después de que afirmara la pasada semana que “no necesitamos relatores” y se preguntara “para qué necesitamos una mesa de partidos convocada por un Ejecutuvo que no permite funcionar al Parlamento catalán?”

“¿Para qué necesitamos un notario cuando el Parlamento tiene notarios y asesores jurídicos de sobra?", insistía el expresidente sobre la fórmula de diálogo anunciada por el Gobierno, y que motivó la concentración del pasado domingo, en la Plaza de Colón, liderada por PP, Ciudadanos y Vox.