El líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig. Foto: PSOE



Ximo Puig (Morella 1959), es Secretario General de los socialistas valencianos y desde diciembre de 2011 es diputado en las Cortes Generales por la provincia de Castellón. El 9 de marzo de 2014 gana las primarias abiertas convocadas por el PSPV para la candidatura de su partido a la presidencia de la Generalitat Valenciana con el 69% de votos . Está convencido de que el tiempo del PP en Valencia ha acabado. Entiende que Alberto Fabra está destrozando la Comunidad con sus leyes anti sociales que perjudican a los más desfavorecidos, y reabrirá la televisión pública Canal 9 si llega al Govern el próximo mayo.

Ante la posible pérdida de votos y alcaldías importantes por parte del PP, el Gobierno quiere imponer una ley para las elecciones municipales muy distinta a la actual
En ningún país con una democracia sana se pueden cambiar las reglas de juego de una forma partidista. Lo que se consigue haciendo esto es poner en duda todo el sistema. Más allá de la aberración que significa el afirmar que 40 son más que 60, más allá de lo que significa la falta de consideración, lo que es fundamental es que las reglas se deben cambiar por consenso si son tan importantes como esta.

Las elecciones son en mayo próximo. Pronto
Lo que no se puede hacer nunca, y bajo ningún pretexto, es quererlas cambiar cuando faltan solo unos meses para las elecciones y sabes que las cosas te van a ir muy mal como sabe Rajoy. Es trampa. En Valencia saben que van a perder más de 210 alcaldías. Es un golpe institucional con argumentación falsa. No se puede engañar a la opinión pública.

Pero, esa propuesta la llevaba en su programa el PSOE hace unos años
No. Lo que propusimos fue un debate sobre la segunda vuelta. No tiene nada que ver con el pucherazo que quiere dar Rajoy. Con las elecciones ya celebradas se podían buscar los mecanismos para que los alcaldes tuvieran más fuerza. No tiene nada que ver con lo que quiere imponer por la fuerza el PP.

¿Cómo habría que hacerlo entonces?
Es un debate que se puede hacer, pero escuchando y mirando a Europa. En Alemania el sistema electoral para ayuntamientos varía de un Länder a otro. No pasa nada. Con dialogo es todo posible. Pero cualquier cambio debe estar enfocado a mayor participación ciudadana, mayor representatividad de los ayuntamientos y, nunca, a intentar acabar con el pluralismo que es lo que propone Rajoy.

Se ha ido Rubalcaba y ha llegado Pedro Sánchez. ¿Qué ha cambiado o cambiará?
Cada tiempo tiene sus necesidades, Ahora hace falta algo distinto. Pedro Sánchez ha sido elegido en primarias ejemplares y forma parte de la regeneración democrática. Hay que presentar una alternativa económica y social al PP y trabajar por los objetivos sociales que necesita España después del paso del PP.

¿Influye en Europa el cambio?
A nivel europeo también hay que luchar para conseguirlo y es muy importante hacer llegar a la ciudadanía que hay otra forma de hacer política a la que hasta ahora ha hecho el PP. No todo debe ser recorte, Merkel, austericidio y perjudicar a las clases más desfavorecidas. Lo que trae Pedro Sánchez en su programa es otra forma de salir de la crisis.

¿Es justa la inversión del Estado en la Comunidad Valenciana?
Los años que ha gobernado Rajoy son los que menos inversión ha habido en la Comunitat por parte del Estado central. A la Comunitat le corresponde por ley el 10 o el 11%. Con Rajoy ha bajado al 6%, y eso son al año la pérdida de 25.000 puestos de trabajo. También es mala la financiación, y Fabra tiene miedo de pedirlo en Madrid y eso afecta al bienestar de todos los valencianos que está, en muchos aspectos, por debajo de la media del Estado.

El Gobierno dice que es la herencia que dejó Zapatero
Zapatero es para el PP el culpable de todo, pero Montoro me ha reconocido a mí en sede parlamentaria que en inversión pública, los años de Zapatero fueron los mejores para la Comunidad Valenciana, y que ahora han bajado mucho. Lo saben perfectamente pero es más cómodo echarle la culpa a Zapatero que, repito, es el presidente español que mejor lo ha hecho para Valencia en toda la historia inmediata.

Montoro le pagó un dinero al Govern de Fabra para que pagara proveedores y se han pagado, además otras muchas facturas.
Vamos a tomar iniciativas en el Congreso español para conocer la legalidad de los pagos que ha efectuado la Comunidad con los fondos de Montoro. Hay dependientes que no cobran, gente en la calle por no poder pagar su casa y a los que la Generalitat adeuda mucho dinero. Es de vergüenza. Montoro tendrá que contestar en Madrid.

Rajoy paseaba estos días con Merkel por Galicia intentando colocar a Cañete y De Guindos
Esta es una política de alta traición. A cambio de dos puestos más o menos relevantes en el Parlamento Europeo Rajoy quiere continuar con el sufrimiento de miles y miles de españoles. Se quiere pactar mandar en Europa a cambio de más recortes sociales en España. Es indigno.

Pero, tener más peso en Europa siempre es bueno para España
España debe estar bien posicionada en la toma de decisiones de Europa y nosotros nunca vamos a hacer esa política de “cuanto peor, mejor”, e intentar bombardear cualquier posición española. Al contrario. El PP, ya con González, le llamaban pedigüeño cuando pedía en Europa para que progresara España y lo consiguió.Nosotros, el PSOE, no somos así ni lo haremos nunca.

Lo que propone Merkel, ¿es bueno para nosotros?
Merkel piensa en alemán. Lo que no puede hacer Rajoy es jalear unas políticas que están haciendo trizas a las personas de nuestro país y a nuestra economía. No es ese el camino. Europa debe ser favorable al crecimiento económico y a la cohesión social. No se puede hacer nada con una parte importante de la población en exclusión social. Hay que fomentar el crecimiento de las familias no solo el de los bancos y el de las grandes empresas.

Valencia sale muy perjudicada por el veto ruso. ¿Hay soluciones?
Si, por adelantado.Un problema político y diplomático no puede tener costes adicionales a quien no tienen nada que ver. La agricultura valenciana está muy perjudicada, porque no se han previsto medidas para que no sean los agricultores los que pagan los platos rotos. Las medidas tenían que ser previas. Ahora habrá que parchear e intentar el mal menor.

Jordi Pujol ha reconocido su enriquecimiento durante 23 años al frente de la Generalitat de Cataluña. ¿Es una decepción?
Su estafa es una estafa económica, pero también moral. Creo que no ha estafado solo a los catalanes sino, además, a otros muchos ciudadanos que, sin compartir sus ideas sí que compartíamos su papel en un momento determinado de la historia. Hizo aportaciones muy importantes a la gobernabilidad de España. Pero cuando un político es capaz de dilapidar esa confianza de esta manera se viene todo abajo.

Pero, Pascual Maragall lo dijo en sede parlamentaria en Cataluña
Si. Es evidente que en aquel momento tenía que haber habido una reacción democrática capaz de llegar hasta el final de lo que parecía que pasaba en el mal llamado “oasis catalán”. No lo hubo. Aquel silencio político permitió con lo que ahora parece haber sido una costumbre de muchos años que es ilegal.

¿Afecta a Valencia la voluntad de Cataluña de independizarse del Estado?
A mí me preocupa. Valencia debe ser el puente en el dialogo necesario y no de dique como hace Fabra. Cataluña y España se deben entender. La Comunidad a la que más vende y a la que más compra Valencia, es Cataluña y lo que allí pase nos interesa mucho. Hay muchas razones para estar juntos, incluso culturales. El papel de Valencia es muy importante en esto y los que vivimos juntos debemos hacer esfuerzos para entendernos.

Fabra cerró Canal 9 por pataleta judicial. ¿El PSPV lo abrirá si gobierna?
El cierre de Canal 9 ha significado y representado el final del autogobierno. El Govern de Fabra es un Govern inhabilitado por la corrupción. Somos la única Comunidad que hemos cerrado nuestra televisión autonómica. Con lengua propia. Con el cierre de Canal 9, el valenciano se vuelve a relegar al ámbito familiar o al popular. Ningún país moderno puede crecer sin fomentar, cuidar y enseñar su lengua. Además, está la vertebración; si no sabemos qué hacemos entre nosotros, el propio sentido del autogobierno está herido de muerte. Por supuesto que volveremos a abrir Canal 9 en cuanto gobernemos.

¿Por qué se está produciendo una potenciación desde el Govern de el nacionalismo valencianista?
El PP sabe que su proyecto está liquidado. El proyecto que empezó en el año 95 ha hecho que esta Comunidad haya perdido 14 puntos de renta per cápita, que haya liquidado las dos cajas que teníamos era las tercera y cuarta caja de España, y las han destrozado y, sobre todo, teníamos una posición económica mucho mejor que la de ahora, que es pésima. Ahora, para engañar, se intenta sacar del armario viejas ideas como en anti catalanismo o, meramente, intentar hacer trampas como harán con la ley de elección de alcaldes si es que progresa. El PP juega a la desesperada y a mí, el miedo que me da es que con esta salida se va a hacer mucho daño a los valencianos y a las valencianas. Secesionismo.

Si el PSPV gobierna en junio de 2015, ¿Qué es lo más prioritario que considera debe hacer?
Lo primero, sin duda, es recibir las víctimas del accidente del metro de Valencia, pedirles perdón por el maltrato que han recibido por parte de la Generalitat, y reabrir oficialmente el proceso. Lo segundo, cambiar los decretos y normas que ha implantado la Generalitat en contra de la igualdad social, copago de residencias por ejemplo. Hay que hacer un plan de choque por la igualdad. Lo tercero es reiniciar un cambio profundo en el autogobierno con unos pactos que sean un gran acuerdo de país para salir de la situación a la que nos ha llevado el PP