La hasta ayer candidata de IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, ha justificado hoy su decisión de abandonar este partido al señalar que la "paz" en esa formación tenía un precio y unos métodos "inaceptables" porque suponía ser "cómplices" de la actual dirección.

Sánchez ha comparecido hoy, arropada por su equipo de la candidatura Recuperar Madrid, tras anunciar ayer que dejaba la militancia en IU, una decisión que según ha indicado fue muy difícil y se produjo tras agotar las vías de entendimiento con sus ya excompañeros de partido.

Decisión "política y meditada"
"Es una decisión muy dura pero ni es personal ni individual. Es política y meditada. La forma de evitar que fuéramos expulsados de la que ha sido nuestra casa", ha asegurado Tania Sánchez, que ha calificado a la dirección de la formación en Madrid como "un aparato que es la infantería de un modelo nefasto en la Comunidad de Madrid", ha afirmado.

"No rompemos un carné"
"No vamos a ningún sitio, nada más que a movilizarnos con la gente de Madrid. Desde estas estructuras no se nos permite impulsar este proyecto y solo por eso tomamos esta decisión. Quienes iniciamos este camino, no rompemos un carné y lo cambiamos por otro, estamos dando el cerrojazo a una estructura que no nos permite el cambio", ha comentado Sánchez, ante las especulaciones sobre su futuro, que algunos sitúan en Podemos.

No irán con Podemos
Junto a Sánchez había exmiembros de la coalición, como María Espinosa, diputada en la asamblea que también ha dimitido en el partido, y ha asegurado que "hablaremos con todas las fuerzas que estén a favor del cambio" y propuesto una candidatura de "unidad popular". Hugo Martínez, responsable de prensa de Sánchez y también exmiembro de IU, ha rechazado que en cualquier caso se integren en  Podemos.