Soraya Sáenz de Santamaría deja la política. Así se lo ha comunicado este lunes al nuevo líder del PP, Pablo Casado, tras una reunión en su despacho de la séptima planta de Génova 13.

La que fuera vicepresidenta del Gobierno y candidata del PP a liderar el partido como rival de Casado, quiere "abandonar la actividad política y emprender otra etapa".

El pasado jueves, saltaron las alarmas sobre el futuro de Santamaría. Ya entonces se rumoreaba que dejaría la política para formar parte de una gran empresa privada.

Su primera conversación desde agosto

Ese mismo día, Casado y Soraya tendrían que haberse visto las caras tras su enfrentamiento en las primarias. Se celebraba en el Congreso la primera reunión del Grupo Parlamentario Popular en la era Casado.

Relacionado Los 6 primeros que 'traicionaron' a Soraya y se pasaron al 'pablismo'

Sin embargo, esa imagen no se produjo. La exvicepresidenta no acudió a la reunión dejando ver que el espacio entre ambos era algo más que una realidad. Incluso la propia Santamaría confirmó que desde inicios de verano no había mantenido ningún tipo de contacto  con Casado.

Aunque ese mismo día se le preguntó por su futuro, no quiso aclarar nada, primero quería hablar con Casado. “Me gusta hacer las cosas de esta manera, hablando tranquilamente”. Esa conversación ha llegado este lunes.

Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría y Dolors Monserrat

Se lo cuenta a los medios, no al PP

Y lo anuncia tras realizar una "profunda reflexión y desde el convencimiento de que es lo mejor tanto para la nueva dirección del PP" como para su familia y para ella misma.

Lo más curioso, es no ha explicado sus motivos en un comunicado enviado al partido, sino a la agencia de noticias EFE. En esas líneas, expresa su gratitud "más profunda" y la experiencia "impagable" que ha vivido estos 18 años en el PP.

En el comunicado, la exvicepresidenta asegura que ha intentado dar lo mejor de sí misma tanto en el partido como al servicio de los españoles, a quienes, dice, ha debido siempre su "vocación política" y ha procurado con su comportamiento y su trabajo "responder a su confianza".

Sáenz de Santamaría también califica como "un honor" el haber trabajado con el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una "gran tarea política" que culminó "en un Gobierno que supo sacar" al país "de la mayor crisis económica de su historia reciente" y "cuyo pulso no tembló a la hora de defender la unidad de España y los derechos de todos los españoles".

De esta forma, alude en el comunicado a su gestión del conflicto político en Cataluña, y defiende también la actuación de Rajoy.

Por último, la exvicepresidenta explica que ha trasmitido a Casado sus "mejores deseos de éxito" en esta nueva etapa del PP: "Cuenta para ello con la mejor organización política de España y los más leales militantes, entre los que siempre estaré".

Casado destaca su "trabajo y entrega"

Casado, ha agradecido a Soraya su labor durante casi dos décadas de "trabajo y entrega" al PP y a España y le ha deseado "los mayores éxitos" en su nueva etapa.

Con este mensaje en Twitter ha reaccionado públicamente Casado al anuncio de Sáenz de Santamaría de dejar la política, que la exvicepresidenta ha comunicado al propio líder del partido en la reunión que ambos han mantenido este mediodía en la sede nacional del PP.

"Le agradezco mucho a Soraya Sáenz de Santamaría sus casi dos décadas de trabajo y entrega al Partido Popular y a España. Y le deseo los mayores éxitos en esta nueva etapa que comienza, en la que podrá seguir contando con todo nuestro apoyo y afecto", ha dicho Casado en su mensaje en Twitter.

Santamaría y su rincón

Sin embargo, pese las palabras que llegan ahora, el los últimos días vimos como Casado efectuaba un segundo cambio de asientos en el Congreso, un cambio que afectaba directamente Sáenz de Santamaría. Su rival había sido apartada a una esquina del hemiciclo.

Con la nueva reordenación, Sáenz de Santamaría quedaba relegada al escaño 3301, que está en el pasillo contrario al que ocupan las sillas de los principales miembros del grupo parlamentario y los que suelen aparecer en la mayoría de las fotografías, bien al lado o bien encima del líder.