Cristóbal Montoro y Antonio Resines



El productor y exhibidor Enrique González Macho (Santander, 1947) ha anunciado hoy que deja la presidencia de la Academia de Cine, por motivos personales, tras casi cuatro años de mandato en los que le ha tocado capear con la falta de apoyo del Gobierno al sector, que ha denunciado reiteradamente. Además de la subida del IVA al 21% el ministerio de Cultura ha recortado las subvenciones a la producción un 60% desde 2009, y a pesar de todas las dificultades el cine español consiguió una cuota de pantalla histórica del 25 % en 2014 con títulos como Ocho apellidos vascos, El Niño o La isla mínima, triunfadora de la pasada edición de los Premios Goya. Una gala en la que por cierto las injerencias de TVE para controlar los discursos de los participantes dieron mucho que hablar.

Un adiós "razonablemente satisfecho"
González Macho presentó hoy su dimisión en la reunión de la Junta Directiva de la Academia, que confirmó a los otros dos miembros de su terna presidencial, Antonio Resines y Judith Colell, como presidente y vicepresidenta en funciones. El productor subrayó que su decisión se debe a motivos "estrictamente personales" y "obligado por las circunstancias", pero también "razonablemente satisfecho con que la Academia no haya sido afectada ni contaminada por los convulsos tiempos que estamos pasando". En cualquier caso este viernes dará una rueda de prensa para dar más detalles de su decisión.

Elecciones inminentes
Resines, hasta ahora vicepresidente primero de la Academia de Cine, ha mostrado su sorpresa por la decisión de González Macho y ha subrayado que solo es "presidente en funciones" y que no se va a presentar a las elecciones para ello. Calcula que en unos tres meses "se convocarán elecciones, se presentarán las candidaturas y se renovará la dirección más o menos para antes del verano".

Resines defendió a los actores cuando Montoro buscaba un 'Depardieu'
Se supone que Resines asumirá ahora una de las principales reivindicaciones del sector, volver al IVA cultural reducido también para el cine. El actor ya tuvo hace meses un enfrentamiento dialéctico con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que acusó de "ajuste de cuentas" con el sector por sus investigaciones fiscales a otros actores.