Guardias Civiles en un punto de control. EFE



Sin chalecos antibalas y con vehículos que tienen medio millón de kilómetros. Así realizan su trabajo diario, incluso en situaciones extremas como en la lucha contra el yihadismo, los guardias civiles, que han denunciado su situación de “vulnerabilidad”  en una carta enviada al Partido Popular.

Millones para privatizar servicios, pero no para chalecos antibalas
Ramón Rodríguez Prendes, secretario general del Sindicato Unión de Guardias Civiles (UniónGC), ha explicado, en declaraciones a ELPLURAL.COM, que el Cuerpo no “cuenta con los materiales necesarios y humanos” para realizar su labor y así lo han hecho saber al partido en el Gobierno, ahora que ha anunciado su llamada “ruta social”, la iniciativa del PP para escuchar a los colectivos sociales que considera más vulnerables.

“La Guardia Civil, como otros colectivos, somos víctimas de los recortes económicos. Trabajamos sin medios o con medios obsoletos. Cuando pides un chaleco antibalas y te dicen que no hay presupuesto, no se entiende que por otro lado se gasten 33 millones de euros al año en el contrato de la seguridad de las prisiones, un servicio que han privatizado. Con ese dinero se dota a los guardias civiles de un chaleco antibalas”, explica el secretario general de UniónGC.

Vehículos obsoletos
“Circulamos en vehículos con medio millón de kilómetros, que se reparan y a los 15 días se vuelve a averiar porque no dan más de sí”, añade Ramón Rodríguez Prendes. En cuanto a los medios humanos, Rodríguez Prendes precisa que la tasa de reposición de personal en caso de jubilaciones es del 10%: “Se jubilan 1.000 guardias y le sustituyen 100. En los últimos cinco años contamos con 7.000 agentes menos, por eso no hay guardias en las calles, y los ciudadanos lo ven”.



La operación verano cuesta 2 millones, nuestro plan 550.000
Rodríguez Prendes ha afirmado que su sindicato ha propuesto “un plan a la dirección de la Guardia Civil para mejorar las condiciones de los agentes y para hacer más eficientes los recursos. “Nos han dado con la puerta en las narices: nos han dicho que no es competencia nuestra”.

Rodríguez Prendes recuerda que él es miembro del Consejo de la Guardia Civil y que ese órgano está para eso, entre otras cosas, pero la dirección no debe verlo así. “En la operación verano 2015 para situar a personal en sitios turísticos, la Guardia Civil ha invertido 2 millones de euros. Propusimos un plan con un coste de 550.000 euros. No nos han escuchado, ellos dicen que no es competencia nuestra, pero la diferencia en los presupuesto deja en evidencia su incompetencia”.

A prisión por una falta administrativa o por discutir con el jefe
La Unión de Guardias Civiles también denuncia “los derechos vulnerados” de los agentes, que provoca “estragos en ellos y en sus familiares. “Una falta administrativa o una simple discusión con un superior puede llevar a prisión a un agente; es una barbaridad. Hay casos así. En nuestro trabajo eminentemente policial no cabe el Código militar, que es el que se nos aplica”.

En su carta enviada al PP, el sindicato recuerda que “la Seguridad es uno de los pilares fundamentales del Estado y una garantía para el sistema democrático”, y que la Guardia Civil es “la institución más valorada por los ciudadanos año a año, por encima del resto de cuerpos policiales, de la Justicia, del propio Ejército y de la clase política”.