El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y el escritor Arturo Pérez Reverte El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y el escritor Arturo Pérez Reverte



El ministro Wert lleva tiempo callado, después de las expresiones de protesta contra su gestión y sus recortes en Educación y la Cultura, tanto desde la clase educativa como de los artistas. No se ha resistido, sin embargo, a entablar una nueva polémica, esta vez con el escritor Arturo Pérez-Reverte, quien en una presentación de la edición escolar del Quijote por la RAE en México criticó que en España no se aborde con mayor rigor esta obra en las aulas.

Ministros analfabetos
En su intervención, la semana pasada, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, en la presentación de su adaptación del Quijote para la edición escolar, Pérez-Reverte afirmó que la razón de que una obra trascendental como el Quijote no se imparta con toda la seriedad que requiere en las aulas es la sucesión de “generaciones de ministros analfabetos que no saben para qué sirve” la novela de Cervantes.

Una escuela de filosofía y ética
“Es muy triste que en este desmantelamiento de la cultura que estamos teniendo se dé importancia a libros menores y sin embargo no se trabaje con el Quijote. Porque el Quijote no es solamente un libro bellamente escrito y un clásico de nuestra lengua, sino una escuela de filosofía, de ética, de lealtad, de honradez, de imaginación”, defendía el escritor.

Wert insta a Reverte a leerse su LOMCE
Desde el Ministerio que dirige Wert no se han resistido y han contestado con un comunicado instando al escrito a leer el contenido de la LOMCE “hablar con más rigor de lo que se ha hecho” en los planes educativos y subraya que la lectura de la obra “será obligatoria en el próximo curso, tanto en 3º de la ESO como en 1º de Bachillerato”.

Ya puede cantar Wert misa gregoriana...
A Arturo Pérez-Reverte no le ha convencido la aclaración de Educación y ha insistido en que “el ministro Wert puede cantar misa gregoriana, pero la realidad abrumadora es que no es obligatorio el estudio ni la lectura del Quijote en las escuelas españolas. Y es una vergüenza”.

Para argumentar sus críticas,el escritor ha citado una parte del comunicado de Educación en el que se dice que “en los desarrollos curriculares de la LOE, actualmente vigentes, no se precisa con tanto rigor, la obligatoriedad de la lectura del Quijote, aunque sí deja la posibilidad para que los docentes lo incorporen a sus programaciones”.

“El comunicado demuestra que el Quijote no está considerado”, ha reiterado Pérez-Reverte.