"Si Felipe González hizo posible la España de los derechos y Zapatero la de las libertades, mi proyecto es la España de las oportunidades". Pedro Sánchez ha hecho esta declaración ante los socialistas europeos, a los que ha expresado su convencimiento de que en las elecciones de noviembre de 2015 "el socialismo gobernara España".

Sanchez echa mano del 82
El líder del PSOE, que hablaba por primera vez ante el Grupo Parlamentario Socialista del Parlamento Europeo, ha anunciado su convencimiento de que "para que la España de 2015 gane su futuro debe abordar una renovación política, económica y social, semejante a la que lidero Felipe Gonzalez en 1982".

La apuesta de Sánchez, que comenzó su discurso alabando las políticas que apuestan por el crecimiento de Obama en Estados Unidos frente a las de recortes en Europa, es por un cambio que lleva a lo que ha calificado de "agenda para la recuperación justa". Una agenda que, ha dicho, debe volcarse en "la mejora de nuestro sistema educativo", "reindustrialice España", "reforme nuestro sistema fiscal", "internacionalice nuestra economía", "ponga fin a la precariedad laboral y cree empleo digno". Una apuesta que ha dicho Sanchez ante los socialistas europeos, "no abandone ni a la generación perdida, los jóvenes emigrados, ni a la generación olvidada, los parados de más de 50 anos".

Medidas europeas que estabilicen el euro
El líder del PSOE, que ha centrado su discurso casi exclusivamente en el campo económico, ha pedido que en Europa se haga una apuesta por "la recuperación económica justa en favor de la clase media", que según el debe basarse en una serie de pasos como son "la irreversibilidad del euros", lo que debiera llevar por crear un Fondo de Amortización de deuda que emita eurobonos, "un presupuesto para la zona euro", que tendría que estar gestionado por un Tesoro europeo, el reforzamiento de la "unión política del euro", que debiera incluir el nombramiento de un "verdadero" Ministro de Finanzas de la eurozona, y hacer todo ello "sin recortar los estándares sociales, medioambientales y laborales".

Pedro Sánchez ha incluido otras medidas entre sus propuestas, como impulsar la reindustrialización del continente, así como aumentar el volumen de recursos y la edad de aplicación del Plan de Garantía Juvenil, o "acabar con los paraísos fiscales "en todos los rincones de Europa".

En su única referencia en abierto, su intervención se ha seguido con un debate entre él y los europarlamentarios socialistas a puerta cerrada, Sanchez ha criticado que en el nuevo gobierno heleno se de una "falta de mujeres que me ha llamado la atención", lo que ha sido recibido por sus compañeros con una ovación.

El morbo a la intervención lo ha añadido la presencia en la sala del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, uno de los protagonistas del encuentro navideño en Toledo entre líderes socialistas (Rodríguez Zapatero, Bono y el mismo), con dirigentes de Podemos (Pablo Iglesias e Íñigo Errejón).