La Fiscalía de Barcelona no recurrirá la sentencia que absuelve al alcalde de Badalona (Barcelona), Xavier Garcia Albiol, de un delito de incitación al odio por distribuir panfletos electorales del PP que vinculaban al colectivo de inmigrantes rumanos con la delincuencia de la ciudad, han informado a Europa Press fuentes judiciales. La decisión de no recurrir ha venido por una orden de la Fiscalía Superior de Cataluña porque considera que no prosperaría, ha avanzado la Cadena Ser.

Albiol estaba acusado de un presunto delito de provocación al odio y a la discriminación por el reparto de folletos electorales que vinculaban a los gitanos rumanos con la delincuencia de la ciudad.

Recurso redactado
La Fiscalía de Barcelona se ha echado atrás en el recurso contra la absolución de García Albiol por órdenes directas de la Fiscalía Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que depende de la Fiscalía General del Estado. El fiscal de Barcelona ya tenía redactado el recurso cuando le ha llegado la orden interna, en la que para justificar la decisión se recogen argumentos técnicos y jurídicos que van en la misma línea de la sentencia absolutoria.

El anterior fiscal
El actual fiscal de Cataluña llegó al cargo este verano después de que Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado, destituyese al anterior, Martín Rodríguez Sol, por haberse mostrado favorable al derecho a decidir de los catalanes sobre su independencia. Rodríguez Sol afirmó en una entrevista que veía legítimo “darle la posibilidad al pueblo de expresar lo que quiere”, lo que inició una dura campaña contra él en la prensa conservadora.

Folletos junto a Sánchez-Camacho
El Juzgado Penal 18 de Barcelona le absolvió tras ser acusado de incitación al odio por repartir folletos electorales que vinculaban delincuencia y la comunidad rumana cuando aún no era alcalde junto a la líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, el 24 de abril de 2010 en el barrio de La Salut, y otras declaraciones en medios en la misma línea. Albiol reconoció, en su interrogatorio durante el juicio el 20 de noviembre, que había utilizado frases "inadecuadas" sobre gitanos rumanos, pero reiteró que los problemas que causan, según él, son datos objetivos.

“No queremos rumanos”
El tríptico recogía fotografías con leyendas como 'no queremos rumanos', y, en una entrevista en un canal de televisión unos días antes del reparto de folletos, se refirió a los gitanos rumanos que vivían en Badalona como 'lacra' y 'plaga', como recuerda la sentencia. Sos Racisme, que ejerció de acusación popular en el caso, ya ha presentado este jueves un recurso a la sentencia.