Todo indica que los antiabortistas comienzan a 'disparar' en serio contra los políticos del PP que se oponen a la 'Ley del aborto de Gallardón'. Y en principio parece que la primera víctima va a ser José Antonio Monago. Más allá de que la posición del presidente extremeño, sea por convencimiento personal, o sea por exigencia de quienes le mantienen en el cargo, los diputados de Izquierda Unida, lo cierto es que se está convirtiendo en el 'simbolo' de la resistencia a Gallardón y los grupos radicales, empujados por la Iglesia, no pueden consentirlo.

"Monago está traicionando a sus votantes"
Este jueves los portavoces de organizaciones como 'Derecho a Vivir' o 'Hazte Oír' se han propuesto entregarle 40.000 firmas que, dicen ellos, han recogido para que "abandone la cruzada que ha emprendido en contra del anteproyecto de la ley de reforma del aborto elaborado por el departamento del ministro Alberto Ruíz Gallardón".

De momento se han limitado a registrar en la oficina de Presidencia de la Junta las firmas, recogidas por toda España. El portavoz de Derecho a Vivir en esa comunidad, José Navarro, ha asegurado, al entregar las firmas, que Monago "está traicionando a sus votantes y también a su partido, así como en general a todas las personas que han depositado confianza en él".

"Camino de Badajoz..."
En su cuenta de Twitter, David Rogríguez, uno de los cabecillas de 'Derecho a Vivir' y 'Hazte Oír' se dio el gusto de colgar una foto para mostrar cómo se dirigía "camino de Badajoz para entregarle a Monago más de 40.000 firmas para que defienda la vida".


El acoso, que empieza a ser físico, desde luego lo es político. De hecho, José Navarro, le ha advertido que "estamos pidiéndole a Monago que abandone esta línea que está emprendiendo en solitario" y ha considerado "la opinión del presidente Monago de traicionar su programa electoral es totalmente inaceptable".