[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"34301","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-12047","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"663","height":"372","alt":"Representaci\u00f3n del PP: Ignacio Astarloa, Cayetana \u00c1lvarez de Tolego y Jaime Mayor Oreja (L. Marchal)"}}]]

El distanciamiento que evidencian el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su antecesor al frente del Partido Popular, José María Aznar, es extensivo a la relación que mantienen sus colaboradores más próximos. Tal y como informa Voz Populi, el enfrentamiento entre la actual dirección del PP y la denominada “ala dura” del partido se observa en el funcionamiento del Grupo del PP en el Congreso de los Diputados, donde los aznaristas son relegados prácticamente al ostracismo, ya que han sido las menos las veces que han tomado la palabra para defender las tesis de su partido.

Los relegados
Los casos de los parlamentarios Cayetana Álvarez de Toledo, Ignacio Astarloa o Miguel Ángel Cortés son algunos ejemplos de esos políticos que son arrinconados por Mariano Rajoy en el día a día de la tarea legislativa. Cabe destacar que todos ellos realizan importantes funciones en la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el laboratorio de ideas que capitanea el propio José María Aznar.

Escasa tarea legislativa
De hecho, si se acude al registro oficial de la Cámara Baja se puede comprobar cómo su contribución a la hora de fijar la postura de su formación o controlar al Gobierno  ha sido escasa. Así, en la hoja de servicios de Cayetana Álvarez de Toledo durante los dos años transcurridos de la presente legislatura, la periodista y directora del Área Internacional de FAES sólo ha intervenido en un pleno y apenas ha registrado nueve preguntas escritas al Ejecutivo, la mayoría sobre la repercusión del plan de pago a proveedores en Madrid.

Las intervenciones de Álvarez de Toledo
El periodista Segundo Sanz explica que fue el 21 de marzo del pasado año cuando Álvarez de Toledo se dirigió por última vez al hemiciclo para exponer el respaldo del Grupo Popular al proyecto de Ley Orgánica que autorizó la ratificación por España del Protocolo sobre las preocupaciones del pueblo irlandés con respecto al Tratado de Lisboa.

Las intervenciones de Astarloa
Por su parte, Astarloa apenas ha intervenido en el Congreso en seis ocasiones, cuatro en 2012 (ninguna por tiempo superior a 18 minutos) y sólo dos en el presente año, éstas relativas a la reforma del reglamento que persigue el PSOE para que el presidente del Gobierno se someta con más asiduidad al control parlamentario. De igual modo, sus iniciativas se reducen a nueva preguntas escritas.

Las intervenciones de Miguel Ángel Cortes
Finalmente, Miguel Ángel Cortes, integrante del clan de Valladolid que asesoró a Aznar en su carrera hacia La Moncloa sólo ha registrado nueve preguntas, también sobre el plan de pago a proveedores pero centrado en la provincia de Valladolid. Un número insignificante si se atiende a las miles de interpelaciones de este tipo que presentó la pasada legislatura, entonces en la oposición.