[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"38246","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-202155","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"426","alt":"La vicepresidenta del Gobierno, Soraya S\u00e1enz de Santamar\u00eda, junto al ministro de Hacienda, Crist\u00f3bal Montoro (c), y el ministro de Econom\u00eda, Luis de Guindos (d), a la llegada a la rueda de prensa que han ofrecido tras la reuni\u00f3n del Consejo de Ministros en la que se ha aprobado hoy los presupuestos generales del Estado para 2014. EFE"}}]] La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (c), y el ministro de Economía, Luis de Guindos (d), a la llegada a la rueda de prensa que han ofrecido tras la reunión del Consejo de Ministros. EFE



El Gobierno ha hecho un marcado giro en su discurso económico. Ha pasado de una actitud derrotista que le llevó a afirmar que en esta legislatura no crearía empleo a un argumentario de corte triunfalista que está presente en cada comparecencia de los miembros del Ejecutivo y del PP,  en una clara estrategia electoralista. En esta línea, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado que se ha remitido al Parlamento para su trámite “los primeros Presupuestos de la recuperación económica".

Un déficit del 3,7%
En la habitual rueda de prensa de los viernes tras el Consejo de Ministros, la número dos del Gobierno ha dicho que los Presupuestos Generales del Estado para 2014 son  “responsables y realistas" y buscan un "equilibrio entre la necesaria austeridad y la contención de gastos, fundamentalmente en el ámbito de la Administración, y el impulso de la recuperación".

"Mantenemos la línea de esfuerzo fiscal, pero las reformas puestas en marcha nos permiten también dar los primeros pasos hacia esa recuperación económica", ha insistido la vicepresidenta del Gobierno. El proyecto de Ley de Presupuestos recoge el compromiso de reducir el déficit público de la Administración Central al 3,7% del PIB y una reducción del presupuesto de los ministerios en una media del 4,7%.  Se mantienen subidas de impuestos como el IRPF y Sociedades.

Mejora sus pronósticos sobre el paro
El Ejecutivo mejora sus expectativas sobre la tasa promedio de paro. De pronosticar que este año se llegaría al 27,1%, ahora cree que 2013 cerrará en el 26,6%. Para 2014 vaticina que la proporción de activos desempleados llegará al 25,9%, una previsión que antes emplazaba a 2015.

La disminución de la población activa
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que compartió la rueda de prensa junto al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta, se apegó a la última Encuesta de Población Activa (EPA), que reflejó en el segundo trimestre un descenso del 27,1% previsto al 26,3% para justificar que el año próximo “habrá creación neta de empleo, pequeña, insuficiente, pero la primera creación de empleo de la crisis".

Mantiene la caída del PIB en 2013 en el 1,3%
De Guindos tuvo que admitir en el turno de preguntas la influencia en esa mejoría del factor de la disminución de la población activa, que refleja que muchos desempleados dejaron de buscar empleo por la falta real de opciones. Sin embargo, el ministro no se bajó del carro de que “seguirá la tendencia a la baja y los datos y las previsiones serán cada vez mejores”. Al respecto, ha hablado de uns previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2014 del 0,7%, frente al 0,5% que había pronosticado el verano, aunque mantiene la caída del PIB en el 1,3% en 2013.

El ministro de Economía y Competitividad ha insistido en que "habrá un ligero crecimiento del consumo privado en 2014", un año que marcará "un punto de inflexión" respecto de los años anteriores, según ha dicho:  "Será el primer año de recuperación efectiva".