Manifestantes antiabortistas frente a la sede del Partido Popular. Foto: Luis Marchal Manifestantes antiabortistas frente a la sede del Partido Popular. Foto: Luis Marchal



Una vez más, las asociaciones conocidas como provida han salido, este sábado por la mañana, por las calles de Madrid para exigir al Gobierno que erradique el aborto. Lo hicieron fuertemente cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero y lo vuelven a hacer ahora con Mariano Rajoy en La Moncloa. Se sienten traicionados por el PP, por no haber derogado la actual ley del aborto, y así se lo han hecho saber. Muchos de los que se han manifestado votaron a los ‘populares’ en las pasadas elecciones generales. Muchos de ellos han decidido retirarles su voto y ven a Rajoy como un “traidor”. Los abucheos han aumentado cuando han pasado delante de Génova 13, cuartel general del PP.

Manifestantes contra la decisión del Gobierno de no reformar la ley del aborto, en la Plaza de Colón. Foto: Luis Marchal Manifestantes contra la decisión del Gobierno de no reformar la ley del aborto, en la Plaza de Colón. Foto: Luis Marchal



“Escucha, Rajoy, mi voto no te doy”
Las banderolas blancas con el lema ‘Cada vida importa’ y el logotipo de unos pies de un bebé de diez semanas han inundado Madrid. En esta ocasión, las banderas de España han pasado más desapercibidas que en anteriores citas ‘provida’. El protagonista de los carteles ya no ha sido Zapatero –como era habitual– sino Rajoy, al que le han tachado en alguno de “traidor”. Otro cartel le ha recordado lo siguiente: “Rajoy, podemos no votar”. Lo mismo ha sucedido con los cánticos. El más repetido ha sido: “Escucha, Rajoy, mi voto no te doy”. Otros han dado advertencias a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. “Soraya, no te pases de la raya”, han gritado. El que más éxito ha tenido; el de “vida sí, aborto no”; aunque también se ha oído bastante “socialista o liberal, el aborto mata igual”.

Antiabortistas en la Plaza Colón. Foto: Luis Marchal Antiabortistas en la Plaza Colón. Foto: Luis Marchal



Sin partido al que votar
Mucha gente mayor. Muchos voluntarios en la pubertad, que han pedido con las tradicionales huchas una aportación para sufragar los gastos de la manifestación. Muchos carritos de bebé. Bastantes religiosos. Y familias. Muchas de ellas, numerosas. Alrededor de unas 60.000 personas han ido a la llamada de cerca de 150 asociaciones. Loli y Santos –han preferido no dar los apellidos–, matrimonio que lleva unido 43 años y que tiene siete hijos, han hecho hincapié en que “lo importante es defender la vida”. Recuerdan que España es un país que se está avejentando. Se sienten traicionados por Rajoy, por no derogar la ley del aborto. “Los que nos consideramos católicos no tenemos ningún partido al que votar”, han lamentado.

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, a la cabecera de la manifestación. Foto: Luis Marchal El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco (c), a la cabecera de la manifestación. Foto: Luis Marchal



“No somos cautivos de nadie”
El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, que fue secretario de Estado con José María Aznar y que es uno de los impulsores de la protesta, también se ha mostrado descontento con el PP, estando en la cabecera de la protesta. “He defendido la vida contra cualquier Gobierno. No abandonaremos a la mujer embarazada. Nos importa cada vida”, ha señalado. Ha justificado la manifestación en que “no cumplen con los programas y por eso estamos aquí”. Ha lanzado una promesa: “Si no rectifica, no volveré a votar al PP”. Otro desencantado. Después, en su discurso, desde el escenario montado en la Plaza de Colón y ante la presencia de diversos miembros del PP, entre ellos la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha exigido a Rajoy y a su partido que “deroguen la ley del aborto vigente, como prometieron en su programa electoral”. “Los defensores de la vida no somos cautivos de nadie. Nuestra lealtad es con el ideal que nos mueve: la defensa de la vida; y estaremos movilizados y activos hasta que nuestro ideal se haga realidad”, ha subrayado. De hecho, ha anunciado otra protesta en Madrid para el 14 de marzo.

Manifestantes a su paso frente a la sede central del PP, en la calle Génova. Foto: Luis Marchal Manifestantes a su paso frente a la sede central del PP, en la calle Génova. Foto: Luis Marchal



“Rajoy se está cargando el PP”
Por otro lado, Antonio Barroso y Carmen Prieto, matrimonio desde hace 40 años y con cuatro hijos, han admitido que votaron al PP porque la revisión de la ley del aborto venía en su programa electoral. “Era lo más importante. Si se creen que al retirar el proyecto de ley de Alberto Ruiz-Gallardón iban a ganar más votos de los que iban a perder, se han equivocado. Si Zapatero se cargó al PSOE, Rajoy lo está haciendo con el PP. Con el agravante de que éste no está siendo consecuente con lo prometido. Aquí hay doble traición”, han considerado.

Dos hombres con un cartel: "Rajoy traidor". Foto: Luis Marchal Dos hombres con un cartel: "Rajoy traidor". Foto: Luis Marchal



“Vamos a romper el carné del PP”
María Dolores Lorenzo y Andrés Garro, un joven matrimonio con cinco hijos que ha ido a la marcha desde fuera de Madrid, se han expresado en el mismo sentido. “No votaremos al PP. Venimos para defender la vida y decirle al PP que no olvidamos las promesas. Se merece que pierda las elecciones por no cumplir”, ha destacado ella. “Qué se dejen de asesores, como Pedro Arriola. Vamos a romper el carné del PP”, ha asegurado él. Cerca de ellos, una chica joven ha dicho a una amiga que “nos han engañado”, en clara alusión al Gobierno de la derecha. Conversaciones de ese tipo han sido muy frecuentes. Conchita Linares, procedente de Alicante, ha reconocido que, si vota al PP, será como “voto útil, para no beneficiar a Podemos” y ha confesado que en las europeas no votó a su partido “de toda la vida”.

Miembros de Falange Española de las JONS porta su pancarta. Foto: Luis Marchal Miembros de Falange Española de las JONS portan su pancarta. Foto: Luis Marchal



La extrema derecha, presente
Al 22N se han adherido diferentes organizaciones, como la Asociación Víctimas del Terrorismo, que lo ha hecho como muestra de su desacuerdo con las políticas antiterroristas del Gobierno. Por su parte, también han acudido formaciones de derecha extrema como Alternativa Española (AES) y Falange Española de las JONS, ambas con sendas pancartas. Mar Hurtado, presidenta regional de AES en Madrid, ha indicado que ellos no han ido para que “la ley abortista de Gallardón siga adelante”. “Pedimos que se quiten todas las leyes abortistas. La de Gallardón es una broma pesada. Estamos contentos de que no haya seguido adelante, porque habría supuesto que el movimiento provida se hubiera silenciado”, ha opinado.

Los antiabortistas llenaron la Plaza de Colón, donde terminó su marcha. Foto: Luis Marchal Los antiabortistas llenaron la Plaza de Colón, donde terminó su marcha. Foto: Luis Marchal



‘Insoportable’
El ambiente ha sido festivo y se han escuchado canciones desde el escenario como ‘Insoportable’, de El Canto del Loco, que ha sido dedicada a Rajoy. Madres solteras y mujeres que han abortado o que se lo han planteado han dado testimonio de su experiencia. Allí se ha arremetido contra el aborto. Allí se ha exigido que sea erradicado. Allí ha quedado claro que muchos son desencantados y (ex)votantes del PP.